Taller de Producción Gráfica I - Cátedra II

Partiendo de la convicción de que los complejos entramados políticos y sociales latinoamericanos han dado lugar a la creación de modos de narrar anclados en las injusticias, las desigualdades, las luchas de los pueblos, sus derrotas y sus triunfos, esta cátedra se enmarca en esa tradición a la hora de pensar la formación de sus estudiantes. Se trata de una apuesta atenta a las herramientas conceptuales y narrativas para la comprensión, la reflexión y la producción de relatos periodísticos sobre y desde las problemáticas regionales actuales. Asumiendo que esa inscripción cultural implica unas formas particulares de relatar el mundo y de intervenir sobre estos procesos.

De este modo, se apuntará a la formación de profesionales que puedan trabajar desde una perspectiva compleja, que se complemente con la capacidad de dar cuenta de las situaciones y los problemas que se suscitan en las diferentes prácticas sociales vinculadas a la producción periodística gráfica.  

La pretensión y la propuesta de formar profesionales críticos, se inscribe y se sostiene en una perspectiva de la realidad latinoamericana. Porque se comprende que la integración de nuestros países será factible y válida en la medida en que los actores puedan revertir la inequidad simbólica y material existente en la región y en el bloque. Para ello, la producción de relatos que den cuenta de las particularidades regionales es un elemento esencial para construir las condiciones favorables a la realización de esta aspiración, así como para desarrollar las capacidades que permitan reducir significativamente los niveles de marginación, exclusión y demás factores que atenten contra el efectivo cumplimiento de los Derechos Humanos.

Al mismo tiempo, es necesario comprender que las propias instituciones universitarias son los actores centrales del proceso de integración regional en materia de educación superior. En este sentido, es de fundamental importancia recuperar las experiencias ya desarrolladas o en marcha, promoverlas, potenciarlas y estimular nuevas acciones en función de las coyunturas que constantemente desafían a nuestras aptitudes a la hora de lograr narrarlas. De ahí que hoy resulte insoslayable la puesta en juego y en discusión de los saberes producidos en los ámbitos académicos, como así también aquellos aportes generados a través de los proyectos y movimientos sociales emergentes. Las problemáticas de la labor periodística deben poseer una clara correspondencia con las demandas de la sociedad y de la historia.

En América Latina la producción de narrativas periodísticas recorre la ficción, la crónica, el ensayo, pero también la literatura científica y las literaturas de grupos culturales subalternos. A partir de los años ‘90, las narrativas sobre violencia política en Latinoamérica fueron complejizadas con discursos sobre narcotráfico, violencia policial y diversidad cultural. Y es en la crónica donde se verifica con mayor fuerza la riquísima tradición de las prácticas periodísticas del continente, que encuentran en la actualidad de este género, un momento de madurez y expansión sólo comparable al cénit de la literatura regional en los años ‘60 y ‘70. Los cronistas latinoamericanos de hoy encontraron la manera de hacer intervenir sobre las inequidades imperantes de América Latina contando las realidades en las que se sumergen sin la urgencia y el mandato de producir noticias en los términos del mercado.

Enriquecido en la última década, a partir del diálogo y las políticas comunes de nuestros gobiernos populares, el escenario se abre también a las nuevas dimensiones que requieren sus respectivas narrativas: la soberanía alimentaria e hidrocarburífera, la gestión ambiental, el uso de los recursos y el planeamiento para la accesibilidad en las grandes ciudades, entre otras, que acercan la práctica periodística hacia otras áreas temáticas cuyas narraciones habían sido interrumpidas por años de dictaduras y gobiernos neoliberales. Así, el continente se reencuentra con otras ricas tradiciones de pensamiento y práctica en las ciencias sociales y en las ciencias naturales, que ameritan nuevas puestas en valor y en canales de comunicación periodística sus corpus para el abono de una identidad de Patria Grande.

La asignatura se organiza desde la convicción de que los contenidos deben elaborarse a partir de una preocupación por el conocimiento profundo de las temáticas indagadas, ante los cambios que constantemente incorpora el escenario sociocultural como desafío. Es en la dirección de esa dinámica, que la materia abre hacia nuevos contextos de observación como el de la economía y la cultura material, que se pretende generar un corpus que decante en una producción periodística integral que recupere las voces latinoamericanas, desde el género de la crónica, como espacio de condensación del perfil al que apunta la cátedra.

Así, esta cátedra -reconociendo las transformaciones en el campo profesional y laboral-,  no apuntará exclusivamente a la formación de periodistas atados a las redacciones, sino a comunicadores como observadores, narradores y actores de los sucesos; periodistas, en tanto sujetos políticos con herramientas de escritura que permiten hacer visibles los procesos a partir de las historias personales, logrando mostrar cómo viven esas historias los actores sociales.

El Taller de Producción Gráfica I (cátedra II) es un esfuerzo de análisis y crítica que busca crear y evidenciar la relación entre las producciones de no ficción del siglo XIX, mediados del siglo XX que dieron sustento a un periodismo de alta calidad narrativa en toda América Latina y específicamente en la Argentina. Una genealogía que vincule a los autores clásicos del modernismo y de la emergencia escritural urbana de la industrialización y la aparición de los fenómenos sociales de las grandes ciudades latinoamericanas es fundamental para la formación de jóvenes no iniciados en el oficio del periodismo. La relectura de esta genealogía vinculada de manera permanente con las producciones de las últimas décadas que dan cuenta de las transformaciones culturales y políticas de la sociedad, permite finalmente la búsqueda de un camino propio.

La visión crítica de los formatos y paradigmas consagrados por la industria mediática durante el siglo XX y reafirmados por los monopolios de la información en el siglo XXI es la base para la construcción de un nuevo periodismo comprometido con los acontecimientos de la actualidad. La vinculación entre los padres de la narración periodística en América Latina y los hijos y nietos del nuevo relato de no ficción implica la inclusión de los estudiantes en una mirada liberalizadora sin los corsés de un periodismo liberal agotado en su función social.

A partir de la comprensión de una dinámica de análisis de la información que pone en crisis el concepto de noticia, se avanzará hacia la conexión entre periodismo y literatura, entre investigación periodística y narración. El corolario de la materia será la toma de conciencia colectiva de los alumnos de la relación entre periodismo, narración y universalidad.

Objetivos:

- Generales (Obligatorios)

·Revisar el pasado como origen del sentido del presente.

·Construir la calle como escenario de la(s) historia(s).

·Aportar nuevas herramientas para la construcción de la noticia.

- Específicos

·Profundizar los procesos formativos en producción periodística iniciados en el Taller de Producción Gráfica I.

·Incorporar las discusiones sobre el periodismo narrativo, sus modos de abordaje e inscripción política en América Latina.

·Profundizar en el conocimiento de la crónica y su representatividad como género profundamente latinoamericano, sus etapas, historia, hacedores y temáticas, tanto en el país como en la región.

·Contribuir a la formación de profesionales con herramientas críticas y capacidades para construir narrativas y producciones periodísticas integrales desde una perspectiva latinoamericana.

·Trabajar sobre la lectura y la escritura analítica de textos de producción periodística en los diversos soportes junto al correspondiente discernimiento de los lenguajes y géneros periodísticos.

·Formar críticamente a los estudiantes en relación a las prácticas periodísticas en los marcos institucionales.

-Preparar a los alumnos desde una lectura analítica profunda de textos de diversos soportes, incorporando el discernimiento de los distintos lenguajes y géneros periodísticos.

·Reflexionar sobre las características del soporte multimedial en Latinoamérica y su articulación con la producción de la prensa gráfica en la actualidad.

·Producir contenidos de comunicación que den cuenta de las prácticas populares latinoamericanas con las herramientas que los estudiantes logren adquirir en el recorrido del taller.

·Generar la formación integral de comunicadores en la gestión popular de medios.

 

Requisitos para la aprobación

-Promoción con evaluación parcial y trabajo final

La materia es anual. Busca articular los saberes de las ciencias sociales con la producción periodística y la narración literaria para el relato de los hechos. En este sentido pretende dar a conocer a los estudiantes, cómo transformar un hecho noticioso en un texto narrativo. Entendiendo que toda mirada de la realidad tiene una postura ideológica de cada escritor.

La propuesta de la cátedra para el dictado de la materia consiste en clases teóricas de una hora quincenal, en las cuales se trabajarán las cuestiones ancladas en nociones que subyacen a los textos periodísticos y en los saberes necesarios para la producción escritural.

Se trabajará también con comisiones de trabajos prácticos, durante dos horas treinta minutos en cada semana, en las que los estudiantes trabajen sus propias producciones.

De este modo, la metodología aplicada en clase es teórica-práctica. La parte teórica tiene una modalidad expositiva a cargo del profesor responsable y es obligatoria para todos los alumnos del curso. La parte práctica, a partir de un paradigma constructivista y una metodología participativa y horizontal trabajará básicamente a partir del desarrollo de ejercicios prácticos de realización, producción, corrección y edición. En ambos casos será la bibliografía obligatoria de cada clase la base para su desarrollo.

Para la aprobación de la materia se requiere como mínimo el ochenta por ciento de asistencia a las clases y el ochenta por ciento de la aprobación de los trabajos prácticos.

La materia se promueve mediante el régimen de promoción directa cumplimentado los siguientes requisitos:

-         Asistencia al 80% de las clases teóricas y prácticas.

-         Entrega de todos los trabajos prácticos.

-         Aprobación del 80% de los trabajos prácticos, con una instancia recuperatoria para cada uno de los trabajos.

-         Aprobación de 1 (un) parcial teórico-práctico al finalizar el primer cuatrimestre y un trabajo final al finalizar noviembre.

-         Para promocionar, el promedio de estas dos evaluaciones y los trabajos prácticos no debe ser inferior a 6 (seis).

Los alumnos que no logren alcanzar el promedio mínimo de aprobación de 6 (seis) no aprobarán la materia. En tal caso deberán recursarla. 

 

 

 

·