¿Resurgirá de las cenizas?

¿Resurgirá de las cenizas?

Por FeRNaNdO BrOvElli   

Cayó una vez, se tomó la rodilla izquierda. Cayó devuelta, pero esta vez era el tobillo derecho el que lo molestaba. Siguió jugando, siendo principal referente en ataque de los históricos Lakers, hasta que cayó devuelta para esta vez salir del campo de juego apoyado en un solo pie.

Kobe Bryant se rompía el Tendón de Aquiles el de 12 de abril, pero lograba colocar a su equipo en Playoffs, como se lo había prometido a los fans de la NBA. Sin embargo, esta vez estaba ante él el mayor reto de su carrera: tenía 9 meses de recuperación para volver a pisar un campo de juego, y a sus 35 años sus zapatillas podían pedir un descanso definitivo.

Inmediatamente después de la lesión, mucho se improvisó sobre la postura que tomaría Kobe con respecto a su carrera. Con ya 35 años y 16 temporadas en el máximo nivel del básquet mundial, las dolencias físicas se muestran decisivas para Bryant, que vea como el final de su vida como jugador se va acercando cada vez más. No dejo dudas, en entrevista o medio tuviera, de que volvería a las canchas, pero el gran interrogante de todos los fans y los especialistas es cómo lo hará.

Su técnica seguirá estando intacta, al igual que su mente fría en los momentos difíciles y la mentalidad avasallante por lograr resultados. Sin embargo, un parate tan largo y una lesión como la que sufrió, podrán hacer que Kobe no pueda reaccionar de la misma manera defendiendo rápidos jóvenes y no recupere explosividad suficiente como para impresionar inmensos pívots. Si bien Bryant ha trabajado incansablemente desde abril, luego de ser operado, para poder estar a tono esta temporada, pocas son las apuestas a favor de que el último goleador de los Lakers pueda recuperar el nivel mostrado a lo largo de los años. Ni las declaraciones de que el #24 se ha adelantado un mes en la rehabilitación, sirven como para aumentar las esperanzas de los fans del Staples Center de tener una campaña exitosa en la 2013/14.

Kobe forma parte de un reducido grupo de Drafteados en la segunda mitad del 90’ (junto con Duncan, Garnett, Pierce, Nowitzki) que todavía se encuentra en la elite de la Liga, soportando a los nuevos prototipos de jugadores, más veloces, fuertes y saltarines que nunca. A su vitrina no le falta nada: 5 veces campeón de la NBA, 3 veces MVP de las finales, Jugador más Valioso de la temporada 2008, medalla dorada olímpica con Estados Unidos en Beijing 2008 y Londres 2012. Pero nada logra saciar el hambre de  Bryant, que arrancó la temporada 2012/13 con un equipo candidato, pero que no cumplió las expectativas desde el comienzo. A pesar de ello, y de sus veteranas rodillas, Kobe se hizo cargo del equipo, se lo colocó una vez más al hombro, a lo largo de toda la temporada regular, para salvarlo de lo que hubiese sido un desastre: no clasificar a la Postemporada.

Los especialistas de un importante medio internacional, lo colocan recién como el 25° jugador más gravitante de la liga dentro del campo de juego. Su equipo, el segundo más ganador de la historia de la NBA, Los Angeles Lakers, es ubicado en el decimosegundo lugar. “The Black Mamba” buscará demostrar a todos aquellos incrédulos lo que puede llegar a lograr su fuerza de voluntad. Kobe quiere seguir estando en la elite, y no bajará de allí, ni él ni su equipo, porque un tobillo débil o la edad lo diga.