“Es necesario que pensemos juntos elementos de transformación comunicacionales en el territorio”
 
Prensa
 

“Es necesario que pensemos juntos elementos de transformación comunicacionales en el territorio”

Sostuvo el profesor Eduardo Alegre Gálvez en el ciclo de charlas "La gestión como herramienta de inclusión social”

En el marco del 3º foro organizado por la cátedra de Administración y Gestión Financiera de Proyectos Comunicacionales de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP, se desarrolló un panel bajo la consigna “La gestión como herramienta de inclusión social”. El encuentro estuvo coordinado por el docente Eduardo Alegre Gálvez y contó con la presencia del gerente de gestión en red del Correo Argentino, Santiago Carnelli; el abogado laborista y director de la Cátedra Libre de Fábricas Recuperadas de la Universidad Nacional de La Plata, Marcelo Amodio y el jefe de personal del Correo, Santiado Berenstein.

El primero en tener la palabra fue el docente Alegre Gálvez quién propuso pensar en conjunto las formas de practicar y gestionar en materia de comunicación, haciendo también una lectura cultural dentro del contexto actual. En este sentido manifestó: “Es necesario que pensemos juntos elementos de transformación comunicacional en el territorio”.

Abordando el eje de la charla, el abogado y docente de la UNLP, Marcelo Amodio contó cómo partir del neoliberalismo la fábrica dejó de ser el centro de la economía nacional y la crisis social llegó al sector trabajador produciendo despidos multitudinarios. En este sentido los propios empleados tuvieron que formar grupos, y posteriormente cooperativas para recuperar su lugar de trabajo.

“Nosotros representamos la voz de los trabajadores de las fabricas recuperadas, esos que se unieron para reconquistar los espacios que el sistema económico se encargó de despedazar”, y agregó: “Recién en el 2011 el presidente Néstor Carlos Kirchner entendió y reconoció los derechos que tenían los trabajadores de fábricas recuperadas, modificando la legislación. Lo que se consideraba un delito pasó a ser un derecho”.

Por otra parte, Santiago Carnelli, hizo referencia al proceso histórico que vivió el correo luego de la década del 90, donde miles de personas fueron despedidas  y hubo que salir a competir con las empresas privadas. A su vez, mencionó el conjunto de políticas públicas que permitieron en el 2003 ser la primera empresa estatizada del país.

“Somos un organismo del estado que funciona como brazo ejecutor de las políticas públicas, articulamos de forma estratégica con distintas entidades y ministerios, lo que nos permite llegar a todos los puntos del país”. Además se mostró esperanzado por los proyectos que la institución está llevando adelante, reiterando la intención de incluir prestaciones y productos económicos propios  destinados especialmente a lugares donde los bancos no llegan, a esos sectores que quedaron relevados.

Siguiendo la misma línea, Santiago Berenstein propuso pensar al correo como una empresa tradicional de comunicaciones geográficamente diseñada, utilizada como una herramienta de inclusión que garantiza el alcance de las políticas públicas a lo largo y ancho de la argentina, y concluyó con que “el Correo Argentino es sumamente necesario e importante para el entramado social, tanto que es una institución reglamentaria para que un pueblo se convierta en ciudad”.

Correo Perio