La memoria y los derechos humanos en la coyuntura política actual
 
Prensa
 

La memoria y los derechos humanos en la coyuntura política actual

En la segunda jornada del XVIII Congreso de Red de Carreras de Comunicación y Periodismo (RedCom) “Comunicación, derechos y la cuestión del poder en América Latina” se llevó a cabo el panel “Memoria, derechos humanos y Macri” en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata (FPyCS - UNLP). Participaron el miembro del Comité Académico de la Maestría en Comunicación y Derechos Humanos de esta casa de estudios, Alejandro Kaufman; el periodista y abogado querellante en juicios por crímenes de lesa humanidad, Pablo Llonto y la ex directora del Centro de Asistencia a Víctimas de Violaciones de Derechos Humanos Fernando Ulloa, Fabiana Rousseaux. Además, la charla estuvo coordinada por el docente de la  Universidad Popular de Madres de Plaza de Mayo, Luis Zarranz.

En primer lugar, Zarranz habló de la persecución que sufrió Hebe de Bonafini a principios de agosto, cuando el juez Marcelo Martínez de Giorgi ordenó su detención un jueves: “Las Madres hace más años que ese día y a esa hora marchan a Plaza de Mayo”. En esta línea aclaró que justamente en esa causa el organismo es querellante y que tuvieron que enfrentar “una situación muy violenta, con camiones de Infantería y efectivos policiales”, despliegue en el que la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich tuvo una gran influencia. Por último, destacó que fue en este contexto en el que, por segunda vez en democracia, la policía intentó impedir que las Madres realizaran la marcha.

A continuación, Pablo Llonto celebró la presencia de jóvenes en la charla, protagonistas para dar “una pelea muy difícil” en el contexto político actual. En esta línea, destacó la gran influencia de los medios hegemónicos de comunicación en la coyuntura actual, que invisibilizan graves retrocesos: “Tenemos, en el campo de los derechos humanos, una confrontación contra los tres poderes del Estado [...] y también contra el cuarto poder”. “La situación es grave y para que no se visibilice están los periodistas y grandes medios hegemónicos”, destacó.

Acerca de los fallos recientes en juicios por crímenes de lesa humanidad, el abogado sostuvo que “están haciendo fuerza para que no se consideren violaciones a los derechos humanos a crímenes cometidos años previos a la última dictadura” y recordó, en esta línea, la sentencia por la Masacre del Rosario donde también se negó la validez de los relatos de los testigos por considerarlos “afectados”. Llonto destacó que, si bien estos procesos judiciales continúan en marcha, “nuestro principal reclamo es la aceleración”, dado que las víctimas, los familiares y los imputados tienen avanzada edad. Finalmente habló de la importancia en que los comunicadores “tengan un enorme compromiso con los derechos humanos” en el ejercicio de su profesión.

Fabiana Rousseaux recordó que días posteriores a asumir su cargo el actual Secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, Claudio Arjuv, “recibió en primer lugar a los familiares de los victimarios y postergó un encuentro con las Abuelas de Plaza de Mayo”. En relación a los discursos construidos por el gobierno actual, en el que se destacan las declaraciones del presidente Mauricio Macri en las que relativizó el número de desaparecidos y habló de “guerra sucia”, la psicoanalista dijo: “El problema es que esa cobertura nueva que se le pueden dar a estos conceptos, pueden calar profundamente en la sociedad. Uno suponía que era imposible que nos volviéramos a encontrar los discursos con los que hoy nos encontramos en relación a las prácticas dictatoriales”.

Al igual que Llonto, sostuvo que aunque los juicios por los crímenes de lesa humanidad continúan en marcha “se hackea simbólicamente lo que significa la existencia de estos juicios y habilita a muchos de los jueces” a otorgar prisiones domiciliarias a los genocidas, entre otros puntos. Rousseaux afirmó al cierre de su exposición: “Tenemos que apostar fuertemente a la recuperación de la memoria y los derechos humanos, tal como los entendemos quienes estuvimos siempre del lado de los que pelearon por un mundo mejor”.

Alejandro Kaufman sostuvo que un punto clave para analizar la relación entre la memoria, los derechos humanos y la coyuntura política actual fue la visita del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en el marco del 40º aniversario del Golpe de Estado perpetrado el 24 de marzo de 1976. Ese día Obama expresó un discurso donde estuvo presente “el estatuto de los derechos humanos y [...] una postura que no es de ultra derecha, sino institucional moderada, a la izquierda de Macri; muy a la izquierda de Macri”. En esta línea, el docente de la Maestría en Comunicación y Derechos Humanos de la FPyCS, afirmó que “Macri es lo contrario a la emancipación”.

En coincidencia con John William Cooke, acerca de su frase “el peronismo es el hecho maldito del país burgués”, destacó que no fue pronunciada “frente a una gobernabilidad peronista, sino en un momento de pérdida completa”, y que cada vez que ocurre un momento de pérdida como éste, emergen las luchas. “El perpetrador necesita que los pueblos estén vivos para explotarlos. Al perpetrador no le sirve el pueblo muerto. El opresor necesita que el oprimido esté activo para que trabaje”, enfatizó.

Finalmente, Kaufman habló de la lucha histórica de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, “caso único en el mundo [...] Es una fuerza incontenible, un fenómeno astrológico, galáctico”. “Tenemos que discutir la nueva agenda de la memoria, los derechos humanos y la emancipación; actualizarla y pensar en el futuro. El pasado nos muestra que es posible y el futuro nos muestra lo que tenemos que hacer, concluyó el docente de la Maestría en Comunicación y Derechos Humanos de la FPyCS. 

Correo Perio