La Facultad expresa su más enérgico repudio a la intervención de las Fuerzas Armadas en asuntos de seguridad interior
 
Prensa
 

La Facultad expresa su más enérgico repudio a la intervención de las Fuerzas Armadas en asuntos de seguridad interior

La Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP repudia las declaraciones del Presidente Mauricio Macri anunciando la intervención de las Fuerzas Armadas en asuntos de seguridad interior. Este hecho constituye otro avasallamiento a los principios democráticos de nuestro país por parte del mandatario y configura un hecho de extrema gravedad y sin precedentes desde la apertura democrática.

La decisión de avanzar con la reforma del funcionamiento de las Fuerzas Armadas para permitir “mayor colaboración” de los militares en tareas de seguridad interior, como la lucha contra el narcotráfico y la custodia de “objetivos estratégicos”, confirma lo que ya había advertido Macri el Día del Ejército en Campo de Mayo, al manifestar que las fuerzas armadas actuarán frente a las “nuevas amenazas del siglo XXI”.

Desde 1983 es una política de Estado en nuestro país separar la Defensa Nacional de la Seguridad Interior. Involucrar a las FFAA en asuntos internos es ilegal y cualquier cambio en dicha política debe ser discutida y aprobada en el Congreso. En otros países, como México, Colombia o Brasil, esta política fracasó rotundamente causando más niveles de violencia y mayor número de muertes y no logró en ninguna medida la disminución del narcotráfico.

Atribuir a las Fuerzas Armadas tareas de seguridad interior, alterando su rol principal de defensa contra agresiones externas de otros estados establecido en estos años de democracia, es una de las más peligrosas y autoritarias decisiones de este gobierno. Con la excusa del narcotráfico pretenden "poner a los militares en las calles" y así afectar aún más nuestra democracia que ya soporta presxs politicxs, entrega de la soberanía y saqueo mediante la especulación financiera.

Es por esto que desde la Facultad de Periodismo y Comunicación Social repudiamos firmemente esta política ilegal que pretende llevar adelante el Gobierno Nacional y que atenta de manera directa contra los derechos humanos y contra las bases mismas de nuestra democracia.

Correo Perio