Periodismo participó de la movilización a un año de la desaparición de Johana Ramallo
 
Prensa
 

Periodismo participó de la movilización a un año de la desaparición de Johana Ramallo

La Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP acompañó la movilización en reclamo por la aparición con vida de Johana Ramallo. La marcha, que comenzó en 1 y 63 y finalizó en Casa de Gobierno, estuvo encabezada por Marta, mamá de Johana, familiares, amigos y organizaciones sociales. También participaron Susana Trimarco, mamá de Marita Verón y Lorena Galle, tía de Micaela Galle.

Johana Ramallo, de 24 años, fue vista por última vez el 26 de julio de 2017 en 1 y 63, en la llamada zona roja de La Plata. Desde ese momento, sin ningún apoyo de los gobiernos municipales y provinciales, Marta Ramallo, su madre, encabeza la búsqueda rodeada por organizaciones feministas y de derechos humanos, quienes sostienen que fue desaparecida para ser prostituida por una red de trata que opera en ese lugar, con complicidades policiales y políticas.

“Las grandes luchadoras de esta lucha son, primero mi Johana, porque sabemos que está cautiva y sufriendo, y en segundo lugar mi nieta, que con seis años aprendió a exigir la aparición con vida de su mamá”, afirmó Marta Ramallo y agregó: “Viva se la llevaron y viva la queremos”.

Susana Trimarco, mamá la joven tucumana Marita Verón secuestrada y obligada a prostituirse, también participó de la movilización y afirmó: “La justica hace injusticia. Yo lo sabré: 16 años y todavía Marita no aparece, Johana no aparece, Fernandita no aparece, Florencia Penacchi no aparece, María Cash no aparece”. En este sentido, concluyó: “Esta lucha es para siempre, porque hay muchas más chicas desaparecidas”.

“Hoy estamos todos acá para que esta justicia patriarcal nos deje de matar, de desaparecer, de violar y de abusar, y para encontrar a Johana Ramallo con vida y que vuelva a los brazos de su mamá y su hija”, aseveró Lorena Galle, tía de Micaela, una de las asesinadas en el cuádruple crimen de La Plata el 26 de noviembre de 2011.

Tras un año sin Johana, la concentración, movilización y el acto multitudinario en las puertas de gobernación significó un grito más por el pedido de justicia que encabeza Marta Ramallo. “Las pibas no desaparecen, son secuestradas por redes de trata para ser prostituidas. Sabemos también que las redes de trata van más allá de los proxenetas. Incluyen al sistema prostibulario, a la policía que libera las zonas y lleva a cabo la inteligencia necesaria para desaparecer a las personas, protege a los secuestradores y prostituyentes y luego cuenta con la justicia y el poder político que garantiza la impunidad”, leyeron en el cierre.

Correo Perio