DINERO COMPLEMENTARIO EN ORGANIZACIONES SOCIALES  

Una organización social puede generar dinero de mejor tecnología, imprescindible en situaciones de crisis económica como la generada a partir del 10 de diciembre de 2015, con tres objetivos:

  • Agregar dinero de valor constante a la economía en una localidad, en momentos que dinero oficial pierde poder adquisitivo. Un respaldo puede ser unidades de alimentos imperecederos.
  • Donar  -indirectamente- alimentos desde la clase media local (que adquiere los bonos) a los excluidos locales (que cancelan el valor del bono-alimento, al cambiarlo por su respaldo)
  • Eventual uso de este dinero en los clubes de trueque que surgieran en la localidad.

Así como la subtepass tenía el valor inalterable de “1 viaje” una organización social puede respaldar su propio dinero con lo que produce. Por ejemplo si la organización elabora “fideos secos tipo guiseros, 500 gr”, emite un bono cuyo valor inalterable será “fideos secos tipo guiseros, 500 gr”. Ese bono -usado como medio de pago-circulará en la comunidad hasta que alguien necesite el paquete de fideos. Al efectivizar su bono-fideo, destruirá su valor firmando haber recibido el paquete de “fideos secos tipo guiseros, 500 gr”. Una forma de garantizar la autenticidad de los bonos es emitir cada uno de ellos, con su número manuscrito y/o la firma o impresión digital de varios integrantes de la organización (adicionalmente se podría publicar en internet la existencia en tiempo real de dinero complementario, borrando los bonos que se han efectivizado). Se logra una emisión de dinero con verdadero valor de cambio, un dinero semejante al que tenía respaldo oro, con la ventaja de que el respaldo es un objeto que en la circulación termina siendo útil a alguien. Este dinero con respaldo en alimentos debería circular hasta que alguien necesite el alimento.  Sirve para que quienes tienen sus necesidades básicas satisfechas puedan ayudar a quien haya sido desplazado del consumo. Finalmente puede ser utilizado como dinero en clubes de trueque facilitando su actividad económica con un dinero más seguro y no inflacionario que el dinero común o sus imitaciones.

Todo bono de este tipo se anula con la entrega de la cosa o prestación del servicio.

En resumen se puede agregar -en forma simple- dinero de mejor tecnología con respaldo en cosas o servicios, o sea dinero que tiene valor de cambio y no genera interés ni inflación. Al circular, activa la economía de la localidad que lo implementa.

Si una organización no produce alimentos puede pagar el costo del nuevo dinero con dinero corriente, en este caso puede comprar dinero de tecnología superior con dinero inflacionario corriente. El alimento o servicio funciona como respaldo hasta que alguien lo necesite y anule el dinero, al ejecutar la compra. 

“Se conoce con seguridad que las monedas sociales están presentes en más de 35 países aunque las cifras totales en cuanto a monedas sociales existentes son dispares. De este modo Bernard Lietaer reconoce la existencia, en estos momentos, de unas 5000 formas de pago alternativas (incluyendo formas no monetarias) a nivel mundial repartidas en numerosos países” ver Moneda_local