¿Qué es la cultura?

"Conjunto de todas las formas y expresiones de una sociedad determinada. Como tal incluye costumbres, prácticas, códigos, normas y reglas de la manera de ser, vestimenta, religión, rituales, normas de comportamiento y sistemas de creencias. Desde otro punto de vista se puede decir que la cultura es toda la información y habilidades que posee el ser humano"
http://es.wikipedia.org/wiki/Cultura [6-4-2011]
También podemos definir la cultura como el conjunto de significaciones, de valores y de creencias que determina nuestra manera de hacer y estructura nuestros modos de pensar

Clasificación
Cultura material: refiere a objetos tangibles, condicionados en gran medida por el entorno geográfico y ambiental. 
Cultura como saber tradicional: conocimientos heredados para aprovechamiento de los recursos naturales
Cultura como instituciones y organización social: instituciones sociales
Cultura como visión del mundo: principios básicos, dan lugar a creencias, saberes y valores de una comunidad.
Cultura como prácticas comunicativas: consideramos que estamos en una etapa de transición desde la comunicación jerárquica del poder hacia la horizontalización

¿Qué es la diversidad cultural?


Es sinónimo de diálogo y de valores compartibles
La diversidad es a menudo percibida como una disparidad, una variación, una pluralidad, es decir, lo contrario de la uniformidad y de la homogeneidad. En su sentido original y literal, la diversidad cultural se referiría entonces simplemente a la multiplicidad de las culturas o de las identidades culturales. Pero hoy en día esta visión está superada, ya que para numerosos expertos, la “diversidad” se define no tanto por oposición a “homogeneidad” sino por oposición a “disparidad”.
¿Por qué se crea la diversidad?
El aislamiento geográfico crea una determinada cultura.
La vivencia de la diversidad aparece cuando se rompe el aislamiento; sin contacto entre lugares aislados solo hay una pluralidad de situaciones, cada una de las cuales contiene escasa diversidad y nadie puede concebir (y menos, aprovechar) la riqueza que supone la diversidad del conjunto de esos lugares aislados.
En los países del Tercer Mundo, la diversidad de las identidades culturales se convirtió rápidamente, en la época de la descolonización, en un argumento político a favor de la liberación e independencia de los países colonizados (2)

¿Que detona la Diversidad Cultural como problema?
“La información y el saber son transformados cada vez más en recursos privados susceptibles de ser controlados, vendidos o comprados, como si fueran simples mercaderías y no componentes indispensables para la organización y el desarrollo social. Así, reconocemos que es urgente encontrar soluciones a estos problemas, a los cuales las sociedades de la información y de la comunicación se confrontan en primer lugar”. (2)
“Por ejemplo, en el cine, la producción cinematográfica tiene exigencias económicas que se convierten en auténticas barreras a las iniciativas independientes y los poderosos circuitos holliwoodenses controlan desde la producción a la distribución. Pero debemos llamar la atención sobre el hecho de que esta situación de auténtico peligro no es el resultado de la mundialización de la cultura, sino la expresión más clara de un particularismo triunfante.” (1)
Desde el punto de vista de la tecnología, estos grandes costos se van reduciendo al pasar de la filmación de películas a la grabación de video y a la edición informatizada con aporte de efectos especiales generados por software ad hoc.

¿Cual es el problema?
Sucede hoy algo muy paralelo entre las pérdidas biológicas que se producen (desaparición de especies) y las perdidas culturales (lenguas, agricultura, arte, etc.) que se producen por la preponderancia violenta de una cultura (la occidental capitalista de mercado) sobre otras.

Multiculturalismo

Surge para dar cuenta de una realidad que implica el reconocimiento de que, en un mismo territorio, pueden existir diferentes culturas. Tenemos varios tipos de Multiculturalismo

El multiculturalismo conservador implica sostener la igualdad entre las minorías étnicas y la construcción de una cultura común.

El multiculturalismo liberal sostiene la igualdad cognitiva, intelectual y racional de los diferentes grupos. Las limitaciones culturales pueden ser modificadas por la educación, para que todos puedan competir en el mercado. Esta postura enmascara las relaciones de desigualdad y encubre el lugar de privilegio que ocupa la cultura dominante. En el multiculturalismo crítico y de resistencia, la cultura es vista como conflictiva y la diferencia/diversidad, como producto de la historia del poder y la ideología. Se critica la idea de una cultura común que encubre relaciones sociales asimétricas.

El multiculturalismo crítico se propone identificar las relaciones de poder, historizar y cuestionar las formas en las que se manifiestan las desigualdades.

La ideología del respeto y la tolerancia : “naturaliza”, oculta y silencia las relaciones de desigualdad en la apropiación, reproducción y elaboración de los bienes económicos y simbólicos. La escuela es concebida desde la perspectiva humanistaliberal como “el lugar de encuentro de la diversidad cultural” y bajo una supuesta igualdad y armonía, ese “encuentro” está signado por la supremaciía de un “nosotros” blanco y occidental. La pretendida “polifonía de culturas” enmascara la afirmación de superioridad de un modelo de sociedad sobre los otros, dando paso a la conformación de una relación de desigualdad en la apropiación, reproducción y elaboración de bienes económicos y simbólicos.

Enfoque privado
Con el advenimiento de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación, las grandes firmas comerciales han aprovechado estos cambios inducidos para hacer adoptar peligrosas revisiones de textos legislativos en el sentido de una propiedad comercial de la cultura. Esta ofensiva de una cultura “mercantilizada” tiende a desplazar los lugares de debate y de decisión de los organismos multilaterales de la ONU hacia entidades como la OMC y los acuerdos y tratados de libre intercambio regionales o bilaterales. El tema de los debates internacionales sobre la cultura consiste pues en garantizar la supervivencia de la diversidad cultural, a pesar de los peligros del mercado de la información
Las tecnologías de la información y de la comunicación, lejos de ser únicamente herramientas, modelan nuestras maneras de pensar y de crear. La cultura, por ese hecho, se ve habitada por la tecnología, dialogando con ella, conteniéndola a veces y dejándose elaborar por ella. Esta situación puede crear una desigualdad y una dependencia de la cultura hacia la tecnología, e impide la manifestación de la diversidad cultural, tan necesaria para la sociedad de los saberes
El respeto y aceptación de las diferencias, el diálogo y la búsqueda de valores comunes, pueden ayudar a salir del monologismo que caracteriza al mercado de la información.

Enfoque planetario
La sesión plenaria de mayo de 2007 Naciones Unidas declaró el año 2008 Año Internacional de las Lenguas, reconociendo que el multilingüismo promueve la unidad en la diversidad y el entendimiento internacional.

 

Gracias a internet tenemos culturas que son transversales, esa transversalidad se experimenta en la red con personas de diferentes culturas, por ejemplo los pueblos originarios como culturas locales se vinculan con otros pueblos originarios

Un ejemplo de diversidad
Podemos referirnos, en particular, a un aspecto de esa diversidad muy relacionado con la historia de nuestra civilización: la cultura campesina. A medida que la agricultura se desarrolló durante los ocho últimos milenios, los agricultores domesticaron centenares de especies de cultivos distintos y cientos de miles de variedades dentro de cada cultivo. Esta cooperación entre personas y plantas generó una inmensa riqueza de diversidad genética dentro de las especies que se cultivaban, con un notable valor estético, culinario y social. La biodiversidad agrícola mundial –fruto de la diversidad cultural de las sociedades campesinas- que representa una ayuda frente a las variaciones climáticas, las plagas y otras amenazas que pueden afectar a la seguridad alimentaria, depende de millones de pequeños agricultores.
Es preciso rechazar la atribución de los conflictos a la diversidad cultural. Son los intentos de suprimir la diversidad lo que genera los problemas, cuando se exalta "lo propio" como lo único bueno, lo verdadero, y se mira a los otros como infieles a convertir, naturalmente por la fuerza

Nuevos grupos y perspectivas
El marco de la diversidad cultural se han ido ampliando grupos humanos y comunidades que reclaman visibilidad es decir la diversidad en el seno de un sistema cultural dado, para designar la multiplicidad de sub - culturas y de sub - poblaciones de dimensiones variables que comparten un conjunto de valores y de ideas fundamentales: mujeres, homosexuales, personas con hábilidades diferentes, pueblo originarios.
Uno de los factores detonantes para el contacto entre culturas son la migraciones que han estado presentes desde toda la historia de la humanidad, pero que con el capitalismo se transforman en fenómenos masivos de expulsión de pobres en muchos casos, como las migraciones de italianos y españoles que pobló la Argentina en los siglos XIX y XX y los miles de sudamericanos, africanos, asiáticos y europeos del este que ahora se mueven hacia Europa.
Estas migraciones se confunden también con las campañas comerciales globalizadoras, de empresas que buscan mano de obra barata o mercados emergentes pero no son lo mismo, aunque igualmente los choques culturales existen.

Importancia del tema
Es un tema fundamental porque en la cuestión de la ecología y la degradación planetaria los que sufren el mayor impacto son la naturaleza y las culturas y el futuro no parece deparar mejores perspectivas.
“El concepto de multiculturalismo se desarrolla a finales del siglo XX. Pone el eje en la cuestión de la diversidad cultural. Se despliega en la tensión entre la búsqueda de una sociedad pluralista y la necesidad de pertenencias identitarias, en el mundo globalizado actual” (3)
“….lo que está en discusión es cómo pensar la diferencia. Qué hacer con los diferentes, o qué hacer como diferentes, según estemos, del lado dominante o subalterno de la diferencia. Con respecto a qué hacer con los diferentes, puede observarse cómo en los últimos decenios las democracias occidentales se proponen las llamadas “políticas de la tolerancia”, el respeto a las diversidades culturales, lo políticamente correcto, etc. Con todas las impasses y complejidades imaginables, ya que los estilos políticamente correctos más de una vez no logran más que maquillar políticas y sentimientos racistas de todo tipo. Al mismo tiempo, a medida que se instalan en el plano discursivo las virtudes de las políticas de la tolerancia, se despliegan diversos dispositivos biopolíticos que sostienen y acrecientan, una y otra vez, las ferocidades del hambre, las pandemias y exclusiones de todo tipo en extensas regiones del planeta”
“Hemos tenido el privilegio de ver cómo las fábricas sin patrón, en Argentina, han forzado los límites de lo posible en condiciones de borde, absolutamente en el margen. Allí ha podido comprobarse que este forzar los límites de lo posible es no sólo resistir, sino también inventar colectivamente, en actualizaciones de deseo, en invenciones deseantes, unas formas cada vez más libres de trabajar, de pensar, de estar. La fábrica de soledades separa, aísla a cada quien de sus potencias. Cada vez estoy más separado de otros. Cada vez pienso que puedo menos, cada vez hago menos, cada vez anhelo menos. De allí la importancia de indagar las lógicas colectivas de la multiplicidad, desde donde los desigualados y las desigualadas configuran sus formas colectivas de inventar otros devenires. Siempre existe la posibilidad de líneas de fuga frente a los poderes de dominio. Spinoza planteaba que ante las pasiones tristes, esas que el tirano impone para someter a sus súbditos, hay que configurar pasiones alegres. Y allí es central el registro de las propias potencias. Este registro no se realiza nunca en soledad, se compone con otros, entre–otros, entre–muchos, entre–algunos. Se tratará de articular multiplicidad de estrategias de invención colectiva y anónima de emancipaciones y libertades.
Se trata más bien de forzar los límites de lo posible. No sólo resistir sino también inventar, en actualizaciones de deseo, desde potencias deseantes, formas cada vez más libres de amar, de trabajar, de estar, de pensar, entre algunos, entre muchos. Interesa pensar lo multicultural como la multiplicidad tanto de dispositivos de dominio como de invención de libertades en el nuevo orden mundial. Si es así, se presenta un fuerte desafío político, filosófico, académico y fundamentalmente existencial, que es bueno no rehusar” (3)

Fuentes
(1) Ciencia y la Cultura (OEI) Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la
http://www.oei.es/decada/accion12.htm (12-05-2010)
(2) Alain Kiyindou.: http://www.vecam.org/article598.html (12-05-2010)
(3) Desigualados, Ana María Fernández
http://www.pagina12.com.ar/diario/psicologia/9-137532-2009-12-24.html (12-05-2010)

(4) Documento de trabajo de SINISI, Liliana: “La relación nosotros-otros en espacios escolares multiculturales” para BABELPSI, Comunidad de Práctica sobre aspectos subjetivos de la migración.