Se realizó el acto oficial de presentación de la Sociedad de Economía Crítica
 
AgeUni
 

Se realizó el acto oficial de presentación de la Sociedad de Economía Crítica

En el marco de la V Jornada de Economía Crítica (JEC), se realizó en la facultad de Ciencias Económicas y en simultáneo con otras instituciones de Córdoba y Mendoza, el acto oficial de lanzamiento de la Sociedad de Economía Crítica (SEC), un espacio de debate y puesta en común sobre las teorías económicas que no forman parte del mainstream de la academia tradicional.

La jornada contó con una charla-debate a cargo de los economistas Juan Santarcángelo, José Castillo, Claudio Katz y Julio César Neffa, en la que se analizaron la crisis internacional actual en un contexto donde la matriz de pensamiento hegemónica, que es la teoría neoclásica, “no puede explicar los fenómenos sociales que ocurren”, explicó Alejo Rivas, estudiante de economía y militante del Movimiento de Unidad Estudiantil de Ciencias Económicas (MUECE), y agregó que es la teoría que se enseña en “ésta facultad” así como en muchas de las universidades nacionales.

Juan Santarcángelo fue el primer expositor en la charla–debate, quien afirmó que “el sistema capitalista está expuesto constantemente a shocks y a desequilibrios externos e internos” que sólo en ciertos casos derivan en crisis; menor aún es el porcentaje en que estas crisis llevan a un “cambio de paradigma en el pensamiento económico”, explicó.

Además, Santarcángelo agregó que ocurra un cambio de paradigma se requieren “dos grandes ítems: primero, que la crisis sea muy generalizada, es decir, en varios países en simultaneo y, por otra parte, que haya una brecha importante entre el diagnóstico de la teoría dominante y la realidad que están viviendo los países”. En este sentido remarcó que “para que haya un cambio de paradigma tiene que estar listo otro marco teórico para disputarle el lugar al dominante” y destacó la importancia en esto del desarrollo de la SEC.

“En 2007 hicieron la primera jornada de economía crítica que ahora tiene una continuidad desarrollándose e incorporando procesos de formación imprescindibles para que haya un cambio de paradigma” dijo Santarcángelo, y aseveró que “si esto va a ser suficiente para que eso ocurra estará por verse pero es un camino y un proceso que tiene que llevarse adelante”.

Por su parte, José Castillo estableció que “hay mucha heterogeneidad en esto que es la economía crítica, pero nos podemos reconocer como un colectivo y plantearnos crear una entidad que nos contenga” y aclaró que “si bien no somos una escuela única de pensamiento tenemos elementos en común” ya que “incorporamos como centrales los factores políticos y la lucha de clases para sacar nuestras conclusiones sobre que está pasando en el capitalismo de hoy”.

Castillo añadió que los une una visión militante “ya que tenemos una perspectiva política al servicio político por los explotados, por los oprimidos y en definitiva no tenemos compromiso con el capitalismo”.

Sobre los planes de estudio de las carreras de economía de las Universidades Nacionales del país, Julio César Neffa estableció que en muchos le quitaron a la historia el papel importante que debería tener y que “los jóvenes que van a graduarse no van a tener una visión histórica y van a pensar como los neoclásicos: que ese pensamiento se puede aplicar a cualquier realidad sin tener en cuenta su trayectoria nacional, sus instituciones o su especificidad”.

 “Hay que crear un espacio de reflexión pluralista, delimitar bien el campo de estudio y pensar que esta crisis de la macroeconomía ortodoxa nos genera una esperanza y una posibilidad. También que es importante buscar puntos de convergencia, antes de condenarnos unos a otros yconfrontar hipótesis para llegar a nuevas síntesis, y crear medios de expresión, comunicación y trabajo en red para lograr nuevos resultados” concluyó Neffa.

El último en exponer fue Claudio Katz quien expresó que “la economía critica tiene una confluencia del marxismo y el pensamiento anticapitalista” y el presupuesto de todas las corrientes que la integran es que “la crisis actual es una crisis que obedece a contradicciones de un sistema de competencia por beneficios surgidos de la explotación que periódicamente genera estas catástrofes”.

Sobre la coyuntura de América latina y Argentina Katz dijo que “constituyen un gran campo de desarrollo de las nuevas concepciones  y esta localización del debate no es casual puesto que nuestra región es donde se ha visto un campo de batalla de grandes rebeliones contra el neoliberalismo que permitieron contener su ofensiva”. “Tenemos un proceso revolucionario que perdura en Cuba como el mayor símbolo de la emancipación de nuestra América y varios gobiernos radicales y antiimperialistas que movilizan a las masas y afrontan severos conflictos con las clases dominantes”, explicó, y “es gracias a este contexto que nuestros debates nunca giran en el vacío”.

“Lo importante es que no partimos de cero porque contamos con el legado de los marxismos clásicos y el marxismo latinoamericano” finalizó.

Correo Perio