Ternura, coherencia y compromiso
 
Prensa
 

Ternura, coherencia y compromiso

Antonio Fenoy* recuerda a su compañero y amigo Carlos Cajade

Decía Carlos Cajade cuando le preguntaban sobre su nacimiento: “Nací el 2 de Mayo de 1950, en un país con pleno empleo”. Y agregaba sobre su compromiso y militancia: “Soy hijo de una generación con 30 mil desaparecidos”. Esto marcó su entrega y su coherencia de vida.

Carlitos fue fundamentalmente un militante a nivel religioso, político y social. Alguien, que desde las pibas y los pibes más pobres de nuestros barrios quería construir una sociedad distinta, un país más justo, fraterno y solidario.

Su encuentro con la infancia más pobre le cambió la vida, entendió que si se pensaba el mundo desde ellos, era posible construir una sociedad para todas y todos. Pero si se lo construía desde Macri, como siempre decía, se lo pensaba para unos pocos.

Fenoy: "Carlitos fue fundamentalmente un militante a nivel religioso, político y social. Alguien, que desde las pibas y los pibes más pobres de nuestros barrios quería construir una sociedad distinta, un país más justo, fraterno y solidario"

Amaba profundamente a Evita y al Che. Era admirador de Mugica y de Helder Cámara. Vivía un cristianismo revolucionario, que unía lo humano con lo divino, que descubría a Dios en la sonrisa de un pibe que recuperaba su dignidad.

Era un tipo muy sencillo y cercano. Un artesano de la ternura, porque a través de ella transformaba vidas, construía relaciones fraternas, de servicio y no de dominación. Las pibas y los pibes le decían cariñosamente “el cura” o “el viejo”, porque encontraban en él un padre, un hermano y un amigo. Entre Carlitos y los pibes siempre existió una fidelidad inquebrantable.

Carlitos era peronista, más que eso, “evitista”. Decía que detrás de cada pibe de la calle había un papá desocupado y que la dignidad era que un padre pudiera llevar el pan a su casa ganado con el sudor de su frente. Siempre recordaba: “No se puede ser amigo de todo el mundo. Desconfíen de los que no tienen enemigos. Aquellos que toman decisiones a favor de los pibes, son mis amigos. Aquellos que las toman en su contra, son mis enemigos”.

Recorrió el país con su entrañable amigo Alberto Morlachetti durante los duros años 90, denunciando que “el hambre es un crimen” y que “los niños no son peligrosos. Están en peligro”.

Fue secretario de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires en los comienzos de la CTA y co-fundador, con Morlachetti, del Movimiento Nacional de los Chicos del Pueblo.

Se encontró con un grupo de pibes en la puerta de la Parroquia San Francisco de Berisso una Navidad de 1984 y desde allí fundó el Hogar de la Madre Tres Veces Admirable, donde quiso construir en pequeño, el país que soñaba. Un país “donde cada ser humano, desde el momento de nacer, pudiera vivir con dignidad”.

Carlos Cajade fue, es y será un imprescindible, un referente en la militancia y la lucha con las pibas y los pibes más pobres de nuestro pueblo.

Fenoy: "Recorrió el país con su entrañable amigo Alberto Morlachetti durante los duros años 90, denunciando que “el hambre es un crimen” y que “los niños no son peligrosos. Están en peligro”

Muchos me preguntan dónde estaría ahora. No me gusta hacer historia contra-fáctica, pero seguro que estaría feliz con la Asignación Universal por Hijo, con las jubilaciones y los puestos de trabajo. Hubiera festejado por los nietos recuperados y con Néstor bajando el cuadro de Videla. También le dolería la droga en los barrios, los pibes que son asesinados por el gatillo fácil de la misma policía de los 90 y el no haber tocado el núcleo duro de la pobreza ni la concentración de la riqueza.

Carlitos sigue vivo. En la sonrisa de un pibe que recupera derechos, en la imprenta que vuelve a funcionar, en aquellos que siguen luchando por un país más justo, en cada genocida juzgado y encarcelado. Sigue vivo en esa militancia juvenil que genera espacios de resurrección para los más pobres de nuestro pueblo.

*Antonio “Tony” Fenoy Coordinador del Colectivo de Teología de la Liberación “Pichi Meisegeier”

Correo Perio