Familiares de las víctimas y sobrevivientes siguieron la lectura de la sentencia en los Tribunales de Retiro
 
Prensa y Difusión
 

ESMA: perpetua para Acosta, Astiz y otros diez genocidas

En la megacausa se incluyó como prueba un documental de la Facultad

Los exmarinos Alfredo Astiz y su jefe, Jorge “Tigre” Acosta, fueron condenados a prisión perpetua junto a otros diez acusados por los crímenes de lesa humanidad cometidos en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) durante la última dictadura. Además de las doce perpetuas, el Tribunal Oral Federal 5 (TOF5) dictó penas de 18 a 25 años de prisión a otros cuatro represores, y los dos que fueron absueltos -Pablo García Velazco y Juan Carlos Rolón- seguirán presos por otras causas.

La resolución del tribunal fue aclamada por familiares de las víctimas y sobrevivientes que colmaron la planta baja del auditorio donde se dictó la sentencia y esperó a que los condenados fueran retirados esposados al grito de “asesinos” y “genocidas” y el tradicional “30 mil  desaparecidos, presentes”.

Sobre quienes recayó la prisión perpetua por el homicidio de los doce integrantes del grupo de la Iglesia de la Santa Cruz y del periodista y escritor Rodolfo Walsh fueron Astiz, Acosta, Ricardo Cavallo, Julio César Coronel, Adolfo Donda, Alberto González, Oscar Montes, Antonio Pernías, Jorge Radice, Néstor Savio, Raúl Scheller y Ernesto Weber. Al escuchar su condena, Astiz sonrió en gesto provocativo y se colocó una escarapela sobre la solapa del saco cruzado, mirando de reojo al público. A 25 años fue condenado Manuel García Tallada y Juan Carlos Fotea; a 20, Ricardo Capdevilla; y a 18 el prefecto Juan Antonio Azic.

En este juicio se juzgaron delitos contra 85 víctimas incluidas las fundadoras de las Madres de Plaza de Mayo –Mary Bianco, Esther de Careaga y Azucena Villaflor Devicenti-; las monjas francesas Léonie Duquet y Alice Domon, y los activistas de Derechos Humanos Angela Auad, Remo Berardo, Raquel Bulit, Horacio Ebert, Julio Fondovila, Gabriel Horane y Patricia Oviedo. (Télam)

El documental “Historias de aparecidos” fue incluido como prueba

En el marco de esta causa, que condenó a los responsables de los crímenes en la ESMA, el filme “Historias de aparecidos”, producido por la Facultad de Periodismo y Comunicación Social y estrenado en marzo de 2005, fue incorporado este año al expediente por el tribunal como prueba aportada por la fiscalía del secuestro y asesinato de Azucena Villaflor, en tanto la investigación del filme condujo en 2005 al hallazgo de los cuerpos de las víctimas de los vuelos de la muerte que partían de la ESMA.

Correo Perio