COPEM - La diversidad cultural y el periodismo
 
Prensa
 

COPEM │“La batalla cultural se da palabra por palabra”

La periodista Sandra Russo integró el panel sobre diversidad cultural

Desde las 17 horas se llevó a cabo, en el aula 22, la mesa “Relato periodístico: conflictos y diversidad cultural”, de la cual participó la periodista Sandra Russo, columnista de Página 12 y panelista del programa 6, 7, 8. También estuvieron presentes Miriam Gómez, de la Sociedad Caboverdiana, y Mariela Flores, de la Comisión de Juristas Indígenas de la República Argentina.

Sandra Russo señaló que el mayor desafío que se da en el marco de la batalla cultural es la disputa en y desde el lenguaje: “Las palabras, cada palabra dicha, conlleva una carga que la subyace y que consiste en las significaciones ideológicas que se fueron constituyendo a lo largo de la historia”.

“Las palabras no son inocentes, sino que expresan ideología. La tarea, entonces, consiste en transformar esos contenidos del lenguaje que estigmatizan y estereotipan a las personas, y de los cuales muchas veces no nos percatamos” agregó.

Asimismo, la periodista afirmó que el actual escenario político es propicio para reformular la práctica y el sentido del periodismo con el objetivo de buscar más allá de las agendas preestablecidas desde donde poder abordar de manera integral y con mayor profundidad las problemáticas de las comunidades originarias o de las minorías estigmatizadas desde las corporaciones de medios privados.    

“Las corporaciones mediáticas tienen otros intereses que no son los intereses populares. Esto lo vemos hoy en la discusión política bonaerense, en torno a la cual se observa la identidad de los intereses de los agronegocios y las líneas editoriales de los medios concentrados. Son una misma cosa”, sentenció Russo.

Por su parte, la integrante de la Comisión de Juristas Indígenas Mariela Flores hizo hincapié en la necesidad de que los nuevos periodistas y comunicadores visibilicen la realidad actual de los pueblos originarios: “No somos piezas de museo, ni somos personas que porten arco y flecha. Tenemos nuestro propio desarrollo, conservamos nuestra identidad, nuestro idioma, nuestra tierra y recursos, y todo eso, en Argentina, desde 1994 está legislado”.

“Desde la reforma constitucional se ha ido reconociendo el carácter preexistente de nuestros pueblos. Nosotros tenemos voz y podemos hablar. Por eso es que necesitamos que se respete nuestra cosmovisión y que los derechos ya reconocidos por la ley argentina sean efectivos, garantizados y difundidos. Sobre esto último venimos trabajando desde hace tiempo mediante convenios firmados con organizaciones de la sociedad civil y ámbitos universitarios, con el objetivo de poder formar parte de las discusiones que hacen a nuestro país, del cual nos sentimos parte y en el cual buscamos ser reconocidos ”, agregó Mariela Flores.    

Otra de las panelistas fue la abogada e integrante de la Sociedad Caboverdiana, Miriam Gómez, quien señaló que “además del uso del lenguaje, hay que examinar cuáles son las relaciones de poder que se esconden detrás del su uso irresponsable. Cuando se habla de los Otros, los negros y los indios, debemos tener en cuenta que a nosotros no se nos dio la posibilidad de dar nombre a nuestra identidad. Es decir, el poder decidió que a los africanos nos llamaran ‘negros’ y a las comunidades preexistentes al coloniaje las llamaran ‘indios’”.

“Por lo tanto creo que es indispensable conocer cuáles son las relaciones de poder que se esconden detrás del lenguaje, un arma poderosísima para el disciplinamiento social y la estigmatización. Nosotros no somos ‘extraños’ porque venimos de otros lugares; el poder nos hizo extraños y nos alejó de nuestros hermanos”, concluyó Miriam Gómez.

Seguí la transmisión en vivo del COPEM en: http://perio.unlp.edu.ar/congresos/

Correo Perio