El público participó activamente de la charla
 
Prensa
 

COPEM | Panel sobre la Verdad, el poder y la política

Entre los disertantes, estuvieron María Pía López y Pablo Llonto

Durante la segunda jornada del Congreso de Periodismo y Medios de Comunicación se llevó a cabo el panel sobre “Verdad, poder y política en la construcción del relato periodístico”, el cual contó con la presencia de la socióloga e integrante de Carta Abierta, María Pía López, el profesor de esta casa de estudios Luciano Sanguinetti, los periodistas Pablo Llonto, Daniel Riera y Javier Romero y el secretario de redacción del diario El Día, Luciano Román.

Sanguinetti abrió el panel basándose un reciente artículo periodístico publicado por María Pía López acerca del poder y la construcción de hegemonía: “El proyecto de transformación nacional que hoy se desarrolla forma parte y se encadena con una larga historia de lucha por la liberación. Éste proceso requiere de la construcción de hegemonía popular en tanto aumento del poder desde la diversidad. Creo que se trata de sumar y no excluir, y que en ese proceso se inscribe el desafío de repensar el periodismo y los medios de comunicación”, afirmó Sanguinetti.

El secretario de redacción del diario El Día, Luciano Román, señaló que lo que debe caracterizar la actividad periodística es la escucha de opiniones diversas y el abordaje desde la pluralidad: “¿Podemos hablar de verdad y poder desde una sola posición? Creo que debemos pensar en plural. El singular es propio de los autoritarismos”, enfatizó.

Por su parte, el periodista Pablo Llonto expresó sus diferencias en torno al planteo de la verdad desligada del factor del poder. “Nosotros venimos de facultades en las cuales no se cuestionaba el accionar de los medios ni el rol de los periodistas. En líneas generales venimos de un periodismo corrupto, cómplice, viciado. Por eso celebro que nos encontremos en esta Facultad para quitar la careta a los medios hegemónicos y a algunos periodistas”, afirmó Llonto.

El autor de La noble Ernestina agregó: “El periodista es un político y hace política. No creemos en el periodista independiente ni objetivo. Y es por eso que hoy son ustedes los estudiantes, y perdonen que les adjudique semejante ‘mochila’, quienes decidirán si se transforma o no el periodismo en Argentina”.

Otro de los integrantes del panel, el periodista de Duro de Domar y autor del libro Vale todo, Javier Romero, analizó el proceso histórico de concentración de medios privados en Argentina que derivó en la conformación, entre otros, del conglomerado de empresas del Grupo Clarín, cuya capacidad de difusión de mensajes implica actualmente más del 60 por ciento del servicio de televisión por cable a nivel nacional, el control del papel de diario, canales y radios de alcance nacional y centenares de frecuencias y emisoras de televisión en todo el país.

“Algunos periodistas veníamos observando ese fenómeno de concentración pero era imposible planteárselo a la sociedad porque no había desde dónde, salvo pequeños medios y algunos ámbitos  universitarios y organizaciones sociales. La discusión que se inició en 2008 visibilizó ese poder corporativo y la sociedad comenzó a entender que no solo se publicaban noticias de manera inocente, sino que detrás de ellas había intereses ligados a los sectores más concentrados del poder corporativo del ámbito privado”, señaló Romero.   

Acerca de la misión del periodista en la actual coyuntura, María Pía López negó la validez de la distinción entre ‘periodismo independiente’ y ‘periodismo militante’. La socióloga afirmó que “mientras la presunta independencia oculta la máscara ideológica y los intereses corporativos de grupos económicos, la militancia periodística supone la necesidad de dejar de hablar de ciertos temas para proteger la integridad de una identidad política”.

“Asimismo esa noción de militancia tiene otro problema y es que puede desembocar en una idea dicotómica de la sociedad a la que se remite. Si subsumimos todo esto en una única dicotomía de trinchera no le haremos justicia a un momento de muchísima producción política y de expansión de las potencialidades críticas que tiene la sociedad argentina en este momento”, agregó.

Similares consideraciones expresó el periodista Daniel Riera, de la revista Barcelona, para quien no es auspicioso que los proyectos periodísticos necesariamente tengan que definirse explícitamente con relación al espectro y proyectos políticos.

Correo Perio