Culminó el proceso penal por el Plan Sistemático de apropiación de bebés
 
Prensa
 

Un avance imprescindible

Por Jorge Jaunarena

La sentencia condenatoria del Tribunal Oral Federal Nº6, marca un momento histórico en el proceso de justicia y Derechos Humanos que se viene desarrollando en nuestro país desde que el ex presidente Nestor Kirchner lo convirtió en política de Estado.

Desde hace más de 35 años nuestras madres y abuelas de plaza de mayo -acompañadas por organismos de Derechos Humanos y diversos sectores sociales- iluminan  el camino de lucha.

La causa, conocida como Plan Sistemático, se inició en el año 1996 con una presentación hecha por Estela Carlotto y María Isabel Chorobik (“Chicha”) Mariani, denunciando la apropiación de hijos de las mujeres detenidas desaparecidas.

Precisamente estas dos mujeres, todavía transitan la incansable lucha de búsqueda de sus nietos, uno arrancado del corazón de su madre a las pocas horas de nacer, y otra secuestrada, luego de asesinar a la madre en un operativo conjunto del ejército y la policía bonaerense.

Se estima que los niños y niñas que fueron apropiados por la dictadura cívico- militar asciende a quinientos y que aún resta encontrar a más de cuatrocientos, que permanecen sin conocer su verdadera identidad, robada y ocultada en el marco de una “práctica sistemática y generalizada de sustracción, retención y ocultamiento de menores de edad”, como dice la sentencia del Tribunal Oral Federal N° 6. Dicha sentencia, constituye una reivindicación histórica, ya que el Juicio a las Juntas, en la apertura democrática, no lo había dado por probado.

El proceso de justicia continúa. En este caso, todavía falta encontrar a aproximadamente cuatrocientos hijos e hijas de detenidos-desaparecidos y revisar los motivos de algunas condenas un tanto bajas para lo que pretendían la querella y los familiares de las víctimas.

Pero lo que no podemos ni debemos negar es este nuevo avance tan imprescindible que significó esta sentencia en materia de justicia y Derechos Humanos, ya que, como dijo  Estela Carlotto: “En un país sin justicia, no puede haber democracia. Y acá la estamos haciendo entre todos”.

Lic. Jorge Jaunarena

Sec. de DDHH. FP y CS. UNLP

Correo Perio