Prensa
 

A 8 años de su muerte será enterrado Christian Domínguez

Por la Secretaría de DD.HH.

La Secretaría de DDHH de esta unidad académica acompaña en este inmenso dolor y se solidariza con los familiares de Christian Domínguez y con el pedido de la Asociación Miguel Bru para que el Tribunal de Casación revea la sentencia y califique el crimen como tortura seguida de muerte, condenando a los tres policías involucrados.

El 5 de febrero a las 10.30 se realizará un responso y el entierro de Christian Agustín Domínguez en el cementerio de Berisso, en calle 18 y 157. Tras arduas gestiones la familia Domínguez recibió hoy la confirmación de que finalmente va a poder sepultar a su hijo y cerrar así una etapa de espera y dolor marcada por los 7 años de lucha y reclamo de justicia para llegar a juzgar a los policías imputados por el crimen del joven en la Comisaría Primera de esa ciudad. Mientras, esperan que el Tribunal de Casación responda el pedido de revisión de la sentencia presentado por los abogados de la Asociación Civil Miguel Bru (AMB), patrocinante de la familia.

En julio del año pasado comenzó el juicio donde los ex policías Luciano Príncipi y Germán Cernuschi fueron juzgados por los delitos de privación ilegitima de la libertad y tortura seguida de muerte; Víctor Gómez por torturas seguida de muerte; y Leandro Antonelli por falsedad documental y encubrimiento.

Tras casi tres meses de audiencias, el tribunal integrado por Ernesto Domenech, Florencia Butiérrez y Liliana Torrisi condenó a Gómez por el delito de homicidio simple; a Príncipi y Cernuschi por privación ilegal de la libertad agravada; mientras que absolvió a Leandro Antonelli.

Una sentencia que no alcanza

En su sentencia, los jueces confirmaron lo que la Fiscal Rosalía Sánchez y los abogados de la Asociación Miguel Bru – Ernesto Martín, Pablo Oleaga y Marcelo Ponce Núñez-sostenían respecto de que no se trató de un suicidio –según la versión policial- sino de un homicidio. Sin embargo, no respondieron por mayoría al pedido de condena perpetua solicitado por la fiscal y los abogados de la AMB, que además habían pedido que se considerase como agravantes de la pena la condición de funcionarios públicos de los imputados y la simulación de suicidio. Por su parte, la Dra.Torrisi interpretó que correspondía la calificación del delito de tortura seguido de muerte, y en el caso de Gómez la pena de prisión perpetua.

“Se tiene por probado que, Cristian Domínguez no se suicidó en la Comisaría Primera de Berisso. Murió a consecuencia de una presa cervical que le provocó un síndrome asfístico”, concluyó la sentencia. Sin embargo el Tribunal consideró que Christian no fue golpeado de manera “grave o intensa” y que “no murió a consecuencia de esos golpes”.

Los abogados de la AMB también pidieron que se eleven actuaciones a la Suprema Corte de Justicia de la Provincia y a la Procuración de la Corte promoviendo el juicio político al ex Fiscal Leandro Heredia por haber delegado la investigación en los mismos sospechosos, la primera autopsia en los peritos policiales y por no haberse presentado en el lugar.

Tras el juicio, la familia y la AMB expresaron que la condena no respondió a sus expectativas ni a lo probado durante las audiencias, además de que no se hizo nada para encontrar a los culpables de la siniestra cadena de encubrimiento, ni desde el Poder Ejecutivo, ni desde el Poder Judicial, quien tuvo un clara connivencia en el caso. Solicitaron ante el Tribunal de Casación que revea la sentencia y califique el crimen como tortura seguida de muerte, aplicable a los tres involucrados.

Secretaría de Derechos Humanos de la Facultad de Peridismo y Comunicación Social de la UNLP

Correo Perio