Extension
 

Charla-debate en Bahía Blanca sobre prácticas periodísticas y estigmatización de la juventud

La Secretaría de Extensión, en conjunto con el Departamento de Graduados de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) organizó en Bahía Blanca la charla-debate “Práctica periodística y procesos de estigmatización”, donde se presentó el libro “Jóvenes nombrados”, realizado por el Observatorio de Jóvenes, Comunicación y Medios de esta facultad.

La actividad se llevó a cabo en la sede de la Universidad Nacional del Sur (UNS) y estuvo a cargo del Lic. Guillermo Romero, coordinador de la línea de trabajo sobre juventudes y agencias de control del Observatorio. De la misma participaron graduados de la Facultad y estudiantes de comunicación de la Universidad Provincial del Sudoeste y de otros institutos terciarios de la región.

La charla fue presentada por la Prosecretaria de Extensión de la Facultad, Jimena Espinoza, y el Director del Departamento de Graduados, Sebastián Iasenza. Tras la exposición, se dio un interesante debate en torno al rol de los medios de comunicación y la cobertura de hechos que tienen que ver con la juventud, moderado por el Lic. Damiano Shepherd.

El libro “Jóvenes Nombrados” es el resultado de la densidad de los recorridos y debates que desde el Observatorio de Jóvenes, Comunicación y Medios constituyen una plataforma de enunciación para intervenir y pugnar por la transformación efectiva, en busca de entramados sociales más justos. Desde estas convicciones, la Facultad de Periodismo y Comunicación Social concibe a la investigación como práctica inescindible de la intervención política.

 

 

Sobre el libro, la decana de la Facultad de Periodismo, doctora Florencia Saintout, señala que “nombrar a los jóvenes de un modo estigmatizador suele ser una de las formas en que la violencia se manifiesta sobre ellos. La enunciación, el borramiento de sus sentidos, la palabra adultocrática y clasista que dice y dictamina, funciona como un acto violento y, al mismo tiempo, se constituye en habilitante de otros tipos de violencia sobre estos jóvenes nombrados. Por ello, la intervención comienza con la deconstrucción de ese ejercicio de violencia, pero no puede detenerse allí: la vulneración de derechos nos demanda acciones que no se agoten en la denuncia”.

También indica que “los medios de comunicación no crean la realidad ni la representan, modelan sentidos preexistentes, con mayor o menor influencia. Nada de lo que se dice en los medios está por fuera del espacio social y sus relaciones de fuerza, pero esto no quiere decir que los medios se limiten a una traducción lineal de lo que ocurre en un espacio social imaginado por fuera de ellos. Los medios masivos son actores que junto a otros se disputan la capacidad legítima de nombrar verdaderamente el mundo. Pero lo hacen desde una posición privilegiada”.

  •  

Correo Perio