La conferencia se dio en el marco de la Jornada "Contra la Violencia Policial y la Complicidad Judicial"
 
Prensa
 

“La Justicia no debe autogobernarse ni actuar tras bambalinas”

Baltasar Garzón disertó en Periodismo

Junto al secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda, y la decana de Periodismo, Florencia Saintout, el reconocido juez español y actual asesor de la Comisión de DDHH de la Cámara de Diputados de la Nación, Baltasar Garzón, brindó una conferencia sobre Justicia y Derechos Humanos, en el marco de la Jornada “Contra la Violencia Policial y la Complicidad Judicial” que se llevó a cabo el jueves 22 de agosto en la sede Presidente Néstor Carlos Kirchner de esta casa de estudios.

La conferencia se desarrolló desde las 16 en el aula 7, la cual, en adelante, llevará por nombre “Miguel Bru” en homenaje al estudiante de Periodismo torturado y desaparecido en 1993 por policías de la comisaría novena de La Plata.

En el evento estuvieron presentes Rosa Bru, madre de Miguel; Madres de Plaza de Mayo, entre ellas Adelina Dematti; el destacado cantautor y padrino de la Asociación Miguel Bru, León Gieco, quien recibió luego el Premio Rodolfo Walsh a la Comunicación Popular otorgado por esta Facultad; el Presidente de la Comisión Provincial por la Memoria, Hugo Cañón; entre otras personalidades de las luchas por los Derechos Humanos, además de estudiantes, docentes y público general que colmaron la sala y el hall lateral del edificio donde se proyectó la conferencia.

“Es un placer haber sido convocado por Rosa Bru a participar de esta jornada, una luchadora incansable por la búsqueda de justicia para la memoria de su hijo y para tantos otros; es un honor estar en compañía de León Gieco, a quien conocí a través de sus canciones sobre las Madres y todos aquellos que luchan, desde siempre, por Memoria, Verdad y Justicia; y quiero agradecer especialmente a la decana de esta Facultad, Florencia Saintout, cuya trayectoria y ejemplo de compromiso social quiero destacar porque ella trabaja en función de los derechos de los más débiles y no acompañando los discursos e intereses hegemónicos que los medios privados reproducen”, comenzó Garzón.

 También destacó el rol de Hugo Cañón, quien “como fiscal de Bahía Blanca, fue el único que dijo ‘no’ a la política de indultos, en momentos en los que la Justicia argentina avanzaba hacia el establecimiento de la impunidad por los crímenes de lesa humanidad”.

“Cuando la Justicia fracasa, la sociedad fracasa. Algo falla en una sociedad cuando el Estado de Derecho no defiende las garantías de los ciudadanos. La Justicia no puede controlarse a sí misma ni actuar detrás de bambalinas, porque la administración de justicia no puede concebirse como una isla, como una secta arbitraria y antidemocrática, sino que debe ser transparente, clara y eficaz. Y para serlo, requiere estar cerca de sus ciudadanos, dar publicidad a sus actos y no creer que el ‘gobierno de los jueces’ pueda estar en otras manos que no sean las del pueblo”, afirmó Baltasar Garzón.

Acerca de la corporación policial, señaló que “los jueces deben enfrentarse a las prácticas violatorias de los derechos humanos con la firmeza y el énfasis que requiere una verdadera seguridad democrática. Sin embargo, muchas veces desde el poder judicial se conocen las prácticas de torturas y no se trabaja para erradicarlas y sancionar a los responsables. Sobra impunidad en las corporaciones judiciales, policiales y penitenciarias, y es necesario visibilizar tales prácticas y luchar para erradicarlas. De lo contrario, estaremos perdidos. Hablamos de un fenómeno que no sólo ocurre en Argentina, sino en muchas partes del mundo y debe ser enfrentado con el mayor grado de compromiso y militancia”.

“Quiero concluir aclarando que no todos los jueces, defensores y fiscales son sectarios y arbitrarios. Pero, en general, la situación requiere de profundos cambios porque cuando hablamos de administración de Justicia no hablamos de algo lejano, sino de un sistema que impacta sobre nuestras vidas. En Argentina, en 2003, surgió un Presidente que decidió emprender una profunda transformación de la Justicia. El desafío pasa por continuar en esa lucha para poder lograr un sistema más justo, transparente y cercano a las necesidades y demandas del pueblo”, concluyó Garzón.

Por su parte, Martín Fresneda, nacido en Catamarca, recordó que en los años 90, “cuando la maldita policía asesinó a Miguel Bru en La Plata, acompañamos con otros compañeros de militancia a la familia de María Soledad Morales. En aquella época y circunstancias, esas luchas nos parecían luchas desde la soledad, nos sentíamos solos porque gran parte de la sociedad argentina atravesaba por una etapa de apatía desesperanzada ante el accionar de la Justicia”.

“Por eso, ver hoy a tantos jóvenes en esta jornada acompañando a Rosa Bru y a tantas madres, me llena de esperanzas para continuar en la búsqueda de justicia por tantos compañeros muertos y desaparecidos”, afirmó.

El Secretarios de Derechos Humanos de la Nación también mencionó una anécdota sobre León Gieco: “Hubo un momento durante mi carrera de abogacía en la que estuve a punto de abandonar, pero no lo hice porque un día tuve un gran acierto: puse un casete de León Gieco. Se lo he dicho muchas veces y quería decírselo nuevamente, porque su música me marcó el rumbo. Ante tanta muerte y tanta tragedia, su música y sus letras me mostraron que valía la pena continuar luchando por la justicia y por la dignidad”.

La decana Florencia Saintout destacó que los invitados a la jornada “nos llenan de orgullo. Personas con la inteligencia y compromiso de la talla de Baltasar Garzón, y la militancia y las luchas emprendidas por Martín Fresneda durante el peor oscurantismo neoliberal en Argentina, nos honran y nos convocan a continuar militando por un mundo mejor”.

Con referencia a Miguel Bru, la decana afirmó que “fue asesinado por esa maldita policía a la que años antes Rodolfo Walsh había descripto como ‘Jauría de degenerados’; el crimen de Miguel se mantiene impune por culpa de una parte de la Justicia que aún permanece con los ojos tapados y que se dice neutral pero que decide siempre para el mismo lado; y los medios hegemónicos han sido quienes naturalizaron la tragedia, quienes crearon la idea de que hay algunos muertos que ni siquiera merecen ser llorados”.

“Sin embargo, a pesar de tanta injusticia, estamos convencidos de que Miguel Bru forma parte de todos aquellos luchadores que nos han dado banderas para llevarlas hasta la victoria. Miguel forma parte también de las luchas ganadas y son las que tenemos que defender”, cerró Saintout.

Correo Perio