DDHH
 

Juicio por crímenes de lesa humanidad: La Cacha

La Secretaría de Derechos Humanos de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social convoca a la comunidad educativa a participar de las audiencias del juicio por los crímenes de lesa humanidad cometidos en el Centro Clandestino de Detención denominado “La Cacha” durante el año 1977.

Las jornadas son abiertas al público y se puede asistir solo con presentar el DNI. Las audiencias se realizan todos los miércoles y viernes a partir de las 10 en la sede de la ex AMIA, ubicada en calle 4 entre las avenidas 51 y 53 de La Plata.

El Tribunal Oral Federal 1 de La Plata, presidido por Carlos Rozanski,  juzga a los militares  Carlos Hidalgo Garzón, Jorge Di Pasquale, Gustavo Cacivio, Ricardo Fernández, Luis Perea, Roberto Balmaceda, Emilio Herrero Anzorena, Carlos Romero Pavón, Anselmo Palavezzati y Juan Carlos Herzberg; a los civiles de inteligencia del Ejército Raúl Espinoza, Claudio Grande y Rufino Batalla; a Isaac Crespín Miranda y  Héctor Acuña, integrantes del Servicio Penitenciario Bonaerense; y a Jaime Lamont Smart, quien fuera ministro de Gobierno de la provincia de Buenos Aires durante la última dictadura cívico militar.

Smart, en el 2012, fue el primer civil condenado por delitos de Lesa Humanidad. La sentencia fue la privación ilegal de la libertad y homicidio calificado en 42 casos vinculados al denominado "Circuito Camps”.

Los delitos que se les imputan en este nuevo juicio son el secuestro y tortura de detenidos alojados en el CCD La Cacha, ubicado en las afueras de La Plata y la sustracción de tres menores nacidos en cautiverio en ese lugar.

Se juzgará la detención ilegítima de unas 128 personas, entre ellas Laura Carlotto, hija de la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto;  así como la privación ilegítima de la libertad de Antonio Bautista Bettini, padre de Carlos Bettini, actual embajador argentino en España.  En La Cacha también estuvieron Raúl y Jorge Bonafini, hijos de Hebe, fundadora de Madres de Plaza de Mayo.

En este centro  funcionaba una  maternidad clandestina, la detención y desaparición de personas dependía de Inteligencia del Ejército, recibió ese nombre por la Bruja Cachavacha que tenía una escoba capaz de hacer desaparecer lo que barría.

El campo de concentración funcionó en los galpones de la vieja planta transmisora de Radio Provincia, ubicada junto al Penal de Olmos (Ex Unidad Penitenciaria 8), entre las calles 191, 196, 47 y 52 (vías del ferrocarril Belgrano), para lo que antes fue transferida al Servicio Penitenciario por un decreto firmado por el gobernador bonaerense de la dictadura, general Ibérico Saint Jean, y su ministro de Gobierno, Jaime Smart, ambos imputados en la causa.

De acuerdo a las investigaciones de Abuelas de Plaza de Mayo, además de ser un centro de detención, fue también maternidad clandestina para detenidas desaparecidas embarazadas. Por allí pasaron Ana María Rosa Tolosa, Cristina Lucía Marrocco, Olga Noemí Casado, Laura Estela Carlotto, María Elena Isabel Corvalán, Susana Beatriz Pegoraro, Adriana Leonor Tasca, Elisa Elvira Cayul y Graciela Irene Quesada Ayub.

También se juzga la sustracción de los mellizos Matías y Gonzalo Reggiardo Tolosa y de Natalia Suárez Nelson, nacidos durante el cautiverio de sus madres. María Rosa Ana Tolosa de Reggiardo tenía 6 meses de embarazo cuando fue secuestrada el 9 de febrero de 1977 por las fuerzas represivas de la última dictadura y alojada en ese CCD.  

En agosto de 2005, el juez Arnaldo Corazza libró una orden de allanamiento a los fines de "secuestrar muestras alternativas del material hemático de las cuales sea posible extraer ADN de María Natalia Alonso". 

El 1 de junio de 2006, María Natalia ( hija de María Elena Isabel Corvalán) conoció su verdadera identidad a través de la notificación de los resultados del estudio de histocompatibilidad realizados por el Banco Nacional de Datos Genéticos y, en el 2010, declaró contra Alonso en el juicio por sustracción de menores.

  •  

Correo Perio