El espacio es un homenaje a los estudiantes de periodismo desaparecidos en la última dictadura
 
Prensa
 

Se inaugura hoy la muestra “Espacio de la Memoria”

Será a las 18 en la sede Presidente Néstor Carlos Kirchner

Hoy a las 18 quedará inaugurada oficialmente en el edificio Presidente Néstor Carlos Kirchner de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP la muestra “Espacio de la Memoria”. La muestra, que estará montada de forma permanente en el Aula Anfiteatrada y será organizada por la  Secretaría de DD. HH. y la agrupación estudiantil Rodolfo Walsh, se compone de fotos y textos con datos biográficos de las víctimas del terrorismo de Estado que pertenecían a nuestra unidad académica.

Presenciarán la apertura alumnos que cursaron sus estudios en la Facultad durante década del 70 en el proyecto denominado “La Universidad al Servicio del Pueblo”, y que los años de plomo intentaron truncar con un saldo de más de la mitad de la comunidad universitaria, cesanteada, exiliada, asesinada y desaparecida. Una casa de estudios superiores cerrada, al igual que Psicología, Antropología, Cine, Mural y Sociología, entre marzo y septiembre de 1976 y reabierta bajo la órbita de la Facultad de Ciencias Jurídicas con la intervención de la Marina y con un nuevo plan de estudios.

El Secretario de Derechos Humanos de Periodismo, Jorge Jaunarena, anunció que “el encuentro es un vínculo que intentaremos establecer con nuestros desaparecidos y asesinados, ex alumnos de la época y los estudiantes de hoy y que significa un paso muy importante para trazar puentes hacia la Memoria, la Verdad y la Justicia."

Según informaron desde DD.HH. unos de los objetivos es: “Intentar compartir historias, cómo la de Liliana Molteni, único caso en la Escuela Superior de Periodismo de aquél entonces, en el que su analítico daba cuenta de todas las materias aprobadas y jamás hizo el trámite del título; la clandestinidad y el peligro represivo no se lo permitieron. En 2008 y luego de arduas gestiones se lo entregamos a sus padres, en un muy emotivo acto, en Santa Rosa La Pampa. Liliana había sido reina de la primavera en Trenel, su pueblo de origen, era militante del PRT-ERP, tenía el rango de comandante y logró escapar con vida del asalto al cuartel militar de Monte Chingolo en 1975, un año después, a los 24 años y con una beba a cargo, que era de una compañera desaparecida, fue capturada con su compañero Daniel Elías, también estudiante de periodismo.

“Saber que las garras del Plan Cóndor también pasaron por acá y se llevaron a nuestro compañero Jordán Varcellone, nacido en Bolivia, que tenía 27 años y venía de militar en el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), en la Universidad de Santiago de Chile, de dónde se tuvo que escapar luego del derrocamiento de Allende”, añadió Jaunarena.

Que a Mercedes Maiztegui, desaparecida a los 25 años en 1978, la desaparecen luego de militar en la iglesia misionera de La Plata y hacerse Montonera ni bien ingresó en nuestra institución. Que el “Coco” Foulkes, tenía 23 años cuando lo desparecen en el 78, era estudiante, participó en la resistencia cuando cerraron la Escuela Superior de Periodismo, sus compañeros comentan que trabajaba para la Agencia Clandestina de Noticias ANCLA es otro relatos conmovedores que podrá recrear la muestra.

También se recordará a Mario Mercader, que tenía 22 años y era estudiante de Periodismo, de Cine y de Psicología. Trabajaba como técnico electricista en una fábrica y militaba en Montoneros, lo secuestran en Tolosa en Febrero de 1977 junto a su mujer Anahí Fernández, con quien tenía dos hijas, Ana Laura y María (hoy integrantes de H.I.J.O.S. regional La Plata), se lo vio por última vez en el CCD Comisaría 5ta de La Plata en Abril de 1977.

El Chango Macor, asesinado a los 21 años por personal civil que se identificó como policía y pertenecía a la CNU//Triple A. “De nuestro grupo de estudio y militancia en Periodismo, El Chango era el menor, el pibe llegado de su Catamarca natal con todo el cielo en los ojos. Su edad y dulzura de carácter hicieron que varios lo adoptáramos como a un hermano a cuidar y querer mucho”, lo evoca Raúl Artola, un compañero de la Tendencia Revolucionaria del peronismo.

“Nélida Villarino y Norberto Orlando eran dos estudiantes de Periodismo que también fueron asesinados por la Alianza Anticomunista Argentina, a los 26 y 25 años respectivamente. Este último fue en venganza al asesinato realizado por la agrupación Montoneros a Gastón Ponce Varela, integrante de la CNU y amigo íntimo del Jefe del Grupo de Tareas, Carlos Ernesto Castillo”, anticipan desde la Secretaría de la Facultad.

La Triple A también asesinó a dos grandes docentes de nuestra institución: Silvio Frondizi, abogado, profesor de historia, fundador de Praxis y Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR-Praxis). Era hermano del presidente argentino Arturo Frondizi (UCRI), se relacionó con la Revolución Cubana y se entrevistó en Cuba con el Che Guevara. Se vinculó además con el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) y defendió a sus presos políticos. El viernes 27 de setiembre de 1974, a los 67 años, fue secuestrado y posteriormente asesinado. También fue asesinado por la Triple A Guillermo Savloff, que fue Secretario Académico de Periodismo, publicó varias obras sobre educación popular, trabajó para la UNESCO y asesoró a varios gobiernos latinoamericanos en esa materia con una vasta obra en nuestra universidad y formador de “cuadros” en la UNLP.

Otro profesor y Secretario de Extensión muy recordado en la Escuela de Periodismo era Horacio Bertholet, tenía 27 años, trabajaba en la radio de la Universidad y era redactor del noticiero de Canal 2 de La Plata. Fue secuestrado de su domicilio en Berisso el 1° de octubre de 1976. La Escuela de Bellas Artes de Colón, provincia de Buenos Aires, hoy lleva su nombre. En ese acto pusimos una placa en homenaje a su trabajo. Lo llevaron junto a su esposa, Susana Beatriz Medina, de 32 años, también docente de Periodismo, la Escuela de Bellas Artes de La Plata, hoy lleva su nombre.

Se evocará la memoria del docente Sergio “Ruso" Karakachoff, abogado laboralista y de Derechos Humanos, miembro de la Unión Cívica Radical. A los 37 años, en 1976, fue secuestrado, torturado y asesinado por órdenes de Camps, su cuerpo fue hallado el mismo día de su desaparición en el camino a Magdalena, el diario El Día titulaba “Cae el ala marxista del radicalismo”.

De los siete ciudadanos japoneses que desaparecieron en la Argentina, dos cursaban Periodismo en La Plata, Gushiken, del Partido Comunista Marxista Leninista, tenía dos pasiones que desarrollaba plenamente, el rugby y la militancia, en 1978, a los 22 años lo secuestran los grupos de tarea. El otro era Ishikawa, tenía 26 años, estudiaba Medicina y Periodismo en la UNLP, militaba haciendo trabajos solidarios en villas de emergencia, fue detenido el 14 de febrero de 1977, cuando un grupo de 20 personas de civil irrumpieron en su domicilio sin especificar quienes eran.

Además se hará homenaje a la figura de  a Rafael Pedreira y Ricardo Díaz Anselmo, estudiantes recordados por su solidaridad y compañerismo, militantes de la JUP, se los llevaron a los dos juntos en City Bell, a los 21 y 24 años respectivamente.

“Desde la Facultad de Periodismo, venimos trabajando con una visión integral de derechos, abordando además de cuestiones históricas relacionadas al genocidio de Estado de la última dictadura cívico-militar, reivindicaciones relacionadas con la diversidad sexual, los derechos de la mujeres, pueblos indígenas, educación en cárceles, violencia institucional, entre tantos otros. En este camino, es muy importante la articulación que se viene desarrollando con organizaciones sociales, civiles, gubernamentales y no gubernamentales, familiares de víctimas de la Violencia Institucional y personalidades destacadas en la defensa y promoción de Derechos”, destacaron los organizadores de la exposición.

En tanto, agregaron que “trabajamos conjuntamente con las víctimas, con el pueblo, vamos a los territorios, abrimos las puertas de la Facultad al pueblo cuando se necesita, tal como sucedió en la inundación del 2 de Abril. Esa es para nosotros hoy la forma de construir una universidad al servicio del pueblo. Esta es nuestra militancia, la forma política de reivindicar a nuestros compañeros y compañeras que dieron la vida por un país con justicia social”.

“Entendamos entonces que pensar una Política de Memoria con eje en los procesos de Organización y Comunicación crea la posibilidad de fortalecer los procesos políticos de transformación de la realidad. De esta manera, la recuperación de la memoria histórica permite también producir nuevos sentidos y nuevas propuestas”, señalaron ante el evento del próximo martes.

Correo Perio