La Garganta Poderosa recibió el premio a la Comunicación Popular; Wainfeld, a la Trayectoria
 
Prensa
 

Garganta Poderosa y Mario Wainfeld recibieron el Rodolfo Walsh

Fueron premiados por decisión unánime del Consejo Directivo

En el cierre de la cuarta jornada por la Semana del Periodista se realizó, el jueves desde las 19 en el aula Rodolfo Walsh de la sede presidente Néstor Carlos Kirchner, la entrega de dos nuevas distinciones del Premio Rodolfo Walsh: la revista Garganta Poderosa, por su aporte a la comunicación popular; y el periodista Mario Wainfeld, por su trayectoria y labor periodística. Ambas fueron aprobadas por unanimidad en el Consejo Directivo de la Facultad y fueron propuestas por la agrupación estudiantil Rodolfo Walsh, que conduce el Centro de Estudiantes de esta casa de estudios.

Con el aula colmada, uno de los representantes de la organización La Poderosa agradeció la distinción “en el marco de la academia. Todas las decisiones que tomamos en las asambleas de La Poderosa a lo largo de estos 10 años fueron por consenso, y por eso, enterarnos que esta distinción se decidió también por consenso fue muy significativo. Entendemos que la universidad pública no debe ser un punto de llegada, sino un punto de partida”.

“Los vecinos que hoy en nuestros barrios tienen 40, 50 0 60 años y no pasaron 7 u 8 en una universidad, tampoco estuvieron adentro de un freezer, sino que estuvieron con los pies en el barro, conociendo de la manera más directa posible qué experiencias comunitarias funcionan, cuáles no, y para dónde deberían ir nuestras villas si de verdad nos queremos fortalecer recuperando esa historia de la que hablaba Rodolfo Walsh para que nadie nos la pudiera robar”, enfatizó.

También destacó que “muchas veces los saberes están mal jerarquizados y que hay miradas en nuestros barrios que valen la pena. El valor agregado de la Garganta Poderosa no son los saberes técnicos, sino las miradas que históricamente estuvieron desestimadas en el marco de la universidad y que nosotros sentimos que empiezan a ser reconocidas”.

“Los noticieros nos siguen contando, cada vez que llueve, si hay que ponerle una frazada al auto por el granizo, o en qué panadería hay que comprar la mejor factura, mientras que en nuestros barrios estamos barriendo mierda adentro de nuestras casas porque allí sigue lloviendo de abajo para arriba”, dijo el integrante del colectivo, y agregó: “Nos sentimos muy agradecidos por este premio, que nos queda gigante e intentaremos estar a la altura de las circunstancias. Lo queremos agradecer y también decir que, si el premio Rodolfo Walsh fuera un premio a los huevos de quienes enfrentan las balas del poder, debiéramos estar entregándoselo a Luciano Arruga, que se negó a robar para la policía”.

Por su parte, el periodista Mario Wainfeld agradeció la premiación a la Facultad, especialmente a la agrupación Rodolfo Walsh, y manifestó su satisfacción de vivir en estos tiempos, “que son complejos, los compañeros de la Garganta han dicho cosas importantísimas, dolorosas, vigentes y cotidianas. Pero a la vez, es el tiempo de una serie de gobiernos nacionales y populares en la región, un rincón en el mundo donde la política es lo más interesante. Aquí la democracia parece tener algo de sentido. Hubo luchas, violencias, héroes y mártires, y en estos años hay gobiernos coordinados como no hubo nunca”.

“Soy un privilegiado por haber podido trabajar en Página 12, una escuela de escritura, compromiso y banderas”, dijo, y acerca de los debates actuales en torno al sentido del periodismo agregó que “lo primero que creo que debemos hacer es contestar la vulgata de los medios dominantes con mayor trabajo en la historicidad, algo que pedía y nos pide el legado de Rodolfo Walsh”.

“No se puede hacer periodismo sin contexto, sin pensar en procesos. Pensemos qué significación tendría aquella gran jornada en la que el presidente Néstor Kirchner ordenó bajar el cuadro de Videla si no se hubiera enmarcado en la reforma de la Corte Suprema, la derogación de las leyes de lesa humanidad, los juicios a los represores, el pedido de perdón a las víctimas del terrorismo de estado por parte del poder público. Con esa historia, aquél momento específico de los cuadros adquiere su sentido profundo. Así, el cuadro no fue el cuadro, sino parte de una secuencia, de un proceso”, explicó.

El columnista de Página 12 afirmó que “además de poder dar la discusión, hay que trabajar con calidad, hay que perfeccionarse y pensar siempre en cómo decir mejor. La degradación del lenguaje es una estrategia de los otros. Tenemos el deber de hacer una mejor comunicación. No es lo mismo hablar y decir muchas cosas y que la mitad de las palabras sean puteadas. Hay que responder a la torpeza y a la brutalidad con calidad y dignidad”.

“Por último, agradezco a los organizadores, a la vida, a quienes generaron este momento. Aguantes los medios alternativos, aguantes los medios con valores, aguantes los gobiernos y las mejores tradiciones de movimientos nacionales y populares, aguante la universidad pública, y aguanten los esfuerzos que se están haciendo para que la Argentina vuelva a ser un país con un piso de igualdad interesante”, concluyó.

El vicedecano de la Facultad, Carlos Ciappina, y el consejero estudiantil de la agrupación Rodolfo Walsh, Felipe Alonso, fueron los encargados de entregar las distinciones. “La formación en comunicación hoy tiene una importancia fundamental y por eso queremos premiar las perspectivas de construcción periodísticas opuestas, alternativas, que batallan por una sociedad más incluyente e igualitaria. Necesitamos reconocernos en un periodismo más comprometido, militante, que apueste a la búsqueda de la expresión del pueblo y a la construcción del poder popular”, señaló Ciappina.

Por su parte, Felipe Alonso destacó en Wainfeld su capacidad para desentrañar y problematizar los mensajes que se construyen desde los medios hegemónicos, y sobre la Garganta Poderosa valoró la valentía de haber decidido contar sus historias para dejar de ser contados por otros: “Tenemos muy en claro que, hace algún tiempo, rechazaron un premio de Fontevecchia, por lo que les agradecemos que hayan aceptado este premio Rodolfo Walsh”.

Correo Perio