Relataron la experiencia del club Ensenada Rugby que funciona en Villa Catella
 
Prensa
 

Brindaron charla sobre el rugby como proyecto social

“El deporte es una excusa para transmitir valores”, aseguraron

El presidente de Ensenada Rugby, Gabriel Merayo, brindó hoy una charla sobre la fundación y el desarrollo de ese club creado con una mirada social en Villa Catella, partido de Ensenada, durante una charla organizada en el marco del II Congreso de Periodismo Deportivo que se está llevando a cabo en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP.

En su exposición, Merayo estuvo acompañado en la mesa de disertación por Francisco Postiglione, entrenador del plantel superior de esa entidad deportiva y el periodista especializado Leonardo Medvedoff, fundador de Radio Kiwik 100.9, la primera emisora dedicada exclusivamente a este deporte.

En ese marco, el presidente de la entidad expresó que “Ensenada Rugby nació con la idea de que ese deporte sea una excusa para sacar a los pibes de la calle e incluirlo en una actividad donde se transmitan valores”.

“Al principio tuvimos muchos problemas porque en el barrio Villa Catella, como en todos los lugares del país, el fútbol está muy arraigado, pero después los chicos se engancharon mucho y hoy tenemos más de 120 jugadores, entre el plantel superior, los juveniles y las mujeres porque también fomentamos el rugby femenino”, relató.

Además sostuvo que “explicar las reglas es difícil, pero lo más importante es transferir valores no solo para que sean aplicados al juego sino para que se trasladen a otros órdenes de la vida. El objetivo es que entiendan la importancia del esfuerzo, del trabajo, de la familia, del estudio”.

Merayo también se refirió al apoyo que tiene el club y aseveró “que contamos con el padrinazgo del ex integrante de Los Pumas, Agustín Pichot, quien nos dio una mano con alguna actividad especial como un viaje que realizamos con los chicos a la Costa, además de la ayuda del Municipio local de Ensenada”.

Por su parte, el entrenador Francisco Postiglioni indicó que “el primer equipo está compitiendo en el Torneo Empresarial de la URBA, y con algunos buenos resultados, a pesar de que cuenta con algunos jugadores que apenas tienen algunos meses en este deporte. Este es el primer año que tenemos una competencia formal desde la creación del club en 2009”.

Postiglioni destacó que “los jugadores entrenan los martes y jueves por la noche, y que el club solo recauda un aporte de los rugbiers del plantel superior, mientras que los juveniles no pagan cuota”.

Por su parte, el periodista Leo Medvedoff recordó como fue la fundación de Kiwik, la FM platense cuya programación está dedicada en su totalidad al rugby.

Medvedoff, quien jugó en Los Tilos durante años, explicó que trabajó en canales de televisión de otros países “donde había señales exclusivas para cada deporte, incluyendo algunos no tan populares en esos años como el golf” y de esta forma intentó trasladar la experiencia en nuestro país.

“Claro que la televisión requiere de una inversión muy importante y la radio permite que los costos no sean tan altos por lo que creamos la primera radio de rugby de la Argentina”, agregó.

En otro orden, el periodista se refirió a la mirada que tiene los medios de comunicación masivos y algunos sectores sobre el rugby vinculado a una élite y desmintió que la realidad sea como la describen.

“El Che Guevara jugaba al rugby y yo estoy convencido que esos valores lo ayudaron en lo que hizo. Además en todos los clubes hay jugadores que laburan todo el día y que apenas llegan a fin de mes, por lo tanto es muy importante erradicar esta idea”, expresó.

También resaltó que “no creo que haya otro deporte donde puedan jugar personas altas, bajas, gordas, flacas, que corren rápido o lento. En el rugby juegan todos porque las posiciones y los roles son distintos”.

Con respecto a la función social de los clubes, Medvedoff afirmó que “en mi club, Los Tilos, hace tiempo se organizó un Banco de Ropa, para quienes no podía pagar por las camisetas, los pantalones y los botines necesarios para jugar y la verdad es que la solidaridad fue inmensa”.

Correo Perio