El acto se llevo a cabo en la sala Alberto Gianastera del Teatro Argentino
 
Prensa
 

“Las décadas neoliberales fueron una clara política del olvido”

Saintout firmó un convenio con Jefatura de Gabinete

 “Las largas décadas neoliberales fueron una clara política del olvido, pero en el proceso que se abre en el 2003, recuperamos la política, recuperamos la dignidad, y recuperamos también los saberes”, dijo la decana de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social, Florencia Saintout, durante el acto en el que firmó un convenio de cooperación y asistencia técnica con el Jefe de Gabinete de la Nación, Jorge Capitanich, en la sala Alberto Gianastera del Teatro Argentino de La Plata.

Del acto encabezado por Capitanich, en el que también se lanzó la Escuela de Gobierno impulsada por la Jefatura de Gabinete, también participaron el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak; el vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Gabriel Mariotto; el viceministro de Desarrollo Social de la Nación, Carlos Castagneto; y el decano de la Facultad Regional de la Universidad Tecnológica Nacional, Carlos Fantini.

Saintout celebró la firma del acuerdo y el lanzamiento de la flamante Escuela de Gobierno, y sostuvo que “cuando hablamos de escuela sabemos que hablamos de saberes, y muchas veces se dice que el saber es poder, pero eso es mentira; el saber no es poder, sino que el poder es saber, porque han sido los poderes a lo largo de la historia los que han definido los saberes”. En este sentido, expresó que durante los años noventa “los saberes que primaron fueron los que decían que la política era una cuestión de técnica, de especialistas, de tecnócratas y administradores, y lo único que importaba era que quedara claro que solamente unos pocos podían hablar”.

La decana remarcó que la llegada de Néstor Kirchner al gobierno en el año 2003 fue la que posibilitó que se recuperaran los saberes, y manifestó: “En esa recuperación, aprendimos que el Estado no es una foto, que no está dado de una vez y para siempre, y que no es siempre de los mismos y para el horror”. “También aprendimos que cuando el Estado está gobernado por un gobierno popular es una herramienta formidable para la resolución de los conflictos; de los conflictos entre naciones; de los conflictos con los capitales internacionales, que son capitales sin nación, y lo vemos en este momento en que tenemos una presidenta que sabe que la paz no se consigue con tambores de guerra, sino que con política y con Estado”, agregó.

“Los platenses hemos aprendido que tenemos derecho a no aterrorizarnos cuando llueve, y a que en cada una de nuestras ventanas, vivamos donde vivamos, podamos ver el sol”, expresó Saintout, e instó a la militancia a no olvidarse que “nosotros tenemos algo que no aparece en ningún libro y no enseña ningún maestro: nosotros sabemos que temblamos de indignación ante cualquier hecho de injusticia en cualquier lugar del mundo y sabemos que tenemos la sensibilidad y el corazón abierto para enternecernos de la belleza que crece, de la cual formamos parte y a la que tenemos que proteger y acompañar hacia lo que viene”.

El jefe de Gabinete de Ministros, Jorge Capitanich, agradeció a los militantes que lo recibieron entre aplausos y canticos, e hizo llegar “un afectuoso saludo de la compañera Cristina para ustedes que son nuestros cuadros políticos”.

“No hay ningún gobierno que pueda tener una fuerza revolucionaria de transformación si  no tiene cuadros militantes y bases comunicantes para construir conciencia colectiva en función de los intereses de la patria que es necesario defender”, expresó el jefe de Gabinete, y añadió que “en política ideas tenemos todos”, pero que se debe lograr transformar las ideas en acciones.

También subestimó los “pronósticos de la oposición y los grupos mediáticos concentrados que hablan de un fin de ciclo”, y manifestó que, por el contrario, “este es el inicio de un ciclo que va a garantizar la continuidad del proyecto político que transformó la República Argentina”. En esa línea, explicó: “El proyecto político no es la improvisación demagógica que no requiere de base territorial ni liderazgo, sino que es la base conceptual de lo que se pretende hacer en el país en el presente y para el futuro”.

Capitanich analizó que “el mundo está en crisis” por la vigencia de “una potencia hegemónica que lidera una acción imperialista tendiente a denostar efectivamente la integridad de los países”, y sostuvo además que los principios de igualdad, fraternidad y libertad enarbolados luego de la Revolución Francesa “han caído saco rotos”. “Este mundo no es fraterno porque hay una carrera armamentista liderada por cinco países que provocan guerras artificiales para garantizar la vigencia de esos grupos económicos poderosos que venden armas y que promueven acciones de inteligencia para desestabilizar gobiernos y que pretenden una gobernanza universal solo para defender sus intereses”, argumentó.

El ex gobernador de la provincia de Chaco consideró que “el mundo transita hoy la última etapa de una hegemonía unipolar”, ya que han surgido espacios en los que se busca consolidar el multilateralismo, entre los que destacó los organismos de integración latinoamericana, como el Mercosur y la Unasur, la alianza BRICS, y los acuerdos que estableció el Estado Argentino con Rusia y la República Popular China. También criticó a los medios de comunicación que “dicen que la República Argentina está aislada del mundo, que para ese lenguaje significa que está aislada de la relación subordinada que tuvieron muchos gobiernos con Estados Unidos y sus acólitos”.

Capitanich destacó la inversión en seguridad social durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, y resaltó que en el año 2003 solo el 60 por ciento de los adultos estaban incluidos en el sistema jubilatorio, mientras que en la actualidad, a partir de las políticas de inclusión y la moratoria previsional lanzada recientemente, se proyecta llegar al 100 por ciento de cobertura jubilatoria.

También subrayó que para que sea posible el financiamiento de las medidas de inclusión social son necesarios los aportes y contribuciones de los trabajadores, que requieren de un marco de estabilidad y crecimiento económico para hacerlo. En este sentido, remarcó que “cuando el contexto internacional no permite crecer a tasas extraordinarias, entonces hay que defender lo que hemos sabido lograr, como los 6,4 millones de nuevos puestos de trabajo que se han generado”.

El jefe de Gabinete planteó además los desafíos  “fundamentales” que el país necesita afrontar hacia el futuro, entre los que destacó el autoabastecimiento energético, la profundización de la industrialización sustitutiva de importaciones, el aumento y diversificación de las exportaciones y mayor inversión de logística integrada en el ámbito local para continuar con el proceso de crecimiento económico.

“Cuando sentimos el dolor del otro; cuando tenemos la franqueza de mirar a los ojos de nuestro hermano, de sentir lo que siente, de vivir lo que vive, allí seremos capaces de defender con uñas y dientes lo que hemos sabido conseguir con mucho esfuerzo en este tiempo”, concluyó Capitanich.

El vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Gabriel Mariotto, saludó agradeció la presencia de los militantes y de las autoridades, y manifestó su alegría por encontrarse en la misma sala en que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner lanzó su primer candidatura y anunció el envío de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual al Congreso.

Mariotto instó a la militancia a formarse en la Escuela de Gobierno, ya que “como dijo Máximo en Argentino Juniors, nos toman examen todos los días desde la televisión inquisidora, o el diario que miente, o la radio difamadora o el vecino gorila”.

En tanto, el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Julio Alak, dijo que “este es un acto de compromiso y de esperanza”, y recordó a Juan Domingo Perón “que sostuvo siempre la necesidad de la capacitación política”.

“Néstor y Cristina nos enseñaron que habían dos poderes: el poder democrático y el poder económico, y que la militancia popular tenía que contribuir a que el poder democrático nunca se subordine al poder económico”, afirmó Alak, quien consideró que Capitanich “es un cuadro político impresionante que incomoda al poder económico que intenta monopolizar la opinión”.

El acto coordinado por Unidos y Organizados, contó con la presencia de las referentes de Derechos Humanos Adelina Dematti y Rosa Schonfeld de Bru; autoridades provinciales y locales, y agrupaciones platenses nucleadas en el espacio de Unidos y Organizados.

El acuerdo establecido entre la Jefatura de Gabinete y la Facultad de Periodismo y Comunicación Social tiene como objetivo el impulso de proyectos y actividades dirigidos al perfeccionamiento  profesional de los empleados públicos y el desempeño de sus responsabilidades sobre políticas, acciones y problemáticas vinculadas a la administración pública. Los proyectos estarán destinados a la capacitación, formación y perfeccionamiento de los recursos humanos; trabajos de investigación y extensión tecnológica; implementación de grupos de trabajo, prácticas profesionales residenciales y becarias; y difusión y promoción de las actividades que se desarrollarán en el marco del convenio. 

Correo Perio