Ensayo escrito por el periodista Jorge Koremblit, asiduo columnista del periódico platense
 
Prensa
 

Lo que El Día nos contó

Por el CeID-TV*
A un año del golpe militar del 76’, el diario El Día pública un ensayo escrito por el periodista Jorge Koremblit, asiduo columnista del periódico, una muestra clara de su  postura ideológica, que no sólo favorece y justifica el golpe militar, sino que  además responsabiliza de todos los males al gobierno de Isabel Perón. 
“Lo que hubiera sido”, así titulado, expone una suerte de ciencia ficción que ilustra un potencial escenario argentino, de seguir gobernado por el peronismo. Este ensayo, además, invita a los lectores a ubicar el primer año de gestión militar en una dimensión histórica, con una intención: pensar las falencias de carácter cualitativas y cuantitativas como producto de “décadas de populismo y demagogias”. 
 
A modo de balance, el escrito menciona y reconoce que el primer año de la dictadura militar: “…junto a sus posibles hechos positivos, ofrece también falencias y errores”. Adentrando en la lectura de la nota, destaca como hechos positivos: “Se han enfrentado con éxito problemas económicos y de seguridad”; sin embargo expone las falencias y los errores, alegando que: “mucho de lo que no se ha hecho puede ser imputado a la cuenta del gobierno anterior”. 
Pero lo sorprendente aun está por llegar. Y reflexionando sobre el año transcurrido de aquel fatídico 24 de Marzo del 76, se publica: “Ha pasado, pues, un año, Y las criticas que puede merecer el proceso iniciado por las Fuerzas Armadas, aun con ser validas en no pocos casos, deben sin embargo tener en cuenta lo que ocurriría en el país si el 24 de Marzo del 76 hubiese sido un día mas, sin la decisión militar”.  
 
De esta forma, el columnista invita al lector a imaginar “que hubiera sido si...” el gobierno de Isabel Perón hubiera continuado, e ilustra su ensayo surrealista con datos escalofriantes en relación a la inflación, a la desocupación y al desarrollo industrial.  
 
En este escenario de lo que  hubiera sido, en una Argentina con un  “4000%” de inflación, “paralización industrial y desocupación masiva”, obliga a pensar, en el mundo del revés, que sin la decisión militar, el cuadro social “se hubiera tornado explosivo y fuera de todo control”. 
 
En el campo educativo el desorden y el cóctel ideológico, la docencia permisiva y el autoritarismo, así denominadas por Koremblit en el matutino, llevarían a los tres niveles de enseñanza, “aunque de manera muy señalada en el universitario”, a la disolución absoluta. Según los argumentos del diario, de haber persistido Isabel Perón en la gestión presidencial, el país “se hubiera divorciado del mundo occidental”, obstruyendo vínculos con el exterior, provocando un total aislamiento. “Si no hubiera interferido el pronunciamiento militar”, los argentinos convivirían diariamente con “actos subversivos, crímenes, secuestros y atentados”.
 
Lo que hubiera sido, según  la línea editorial del diario El Día, nos obliga a pensar en Lo que fue, construyendo así otra realidad que no es justamente ficcional. En el plano de lo real, desde 1976 a 1978, se gestionó un plan financiero de ajuste ortodoxo, con devaluación, liberación de precios, congelamiento de salarios, facilidades para las importaciones y cese de la promoción de exportaciones industriales.
 
La deuda externa paso de 8.000 millones de dólares en 1976 a 45.000 millones de dólares en1983;  y el empleo se redujo un 26% entre 1975 y 1980 en el ámbito industrial. 
 
De los casi 50 millones de libros impresos en 1974 se pasa a 31 millones en 1976, para llegar a editar sólo 17 millones durante el período 1979-1982. Estos datos dan cuenta del descenso drástico del promedio anual de libros leídos por habitante en Argentina: tres libros para el período 1973-1974; dos en 1976 y uno en 1979. 
 
Y esto es solo si hablamos de datos cuantitativos. Hay otros datos que el diario omite y si existieron y no pertenecen al mundo de ciencia ficción, que son los más de 340 centros de detención clandestina, 30.000 desaparecidos y más de 600 niños privados de su identidad, sin hablar de casos de torturas y persecuciones. 
 
Ahora bien, nosotros desde este espacio también nos preguntamos cómo hubiera sido Argentina, de no haber intervenido la Junta Militar. Seguramente la batalla por saldar  la deuda externa sería otra, las bibliotecas tendrían tantos ejemplares como corrientes ideológicas, grandes fábricas no se habrían transformado en inmensos monumentos del olvido y, sobre todo,  y lo más importante,  no existirían las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, que hoy aún, reclaman justicia y memoria por sus  más de  30.000 desaparecidos.
 
*Centro de Investigación y Desarrollo en Comunicación, Industrias Culturales y Televisión

Correo Perio