Periodismo Deportivo: una fecha para renovar los desafíos
 
Prensa
 

Periodismo Deportivo: una fecha para renovar los desafíos

Por Andrés López*

Hoy es 7 de noviembre, y en nuestro país se está celebrando el Día del Periodista Deportivo. Y aunque parezca mentira no está tan claro el por qué de la elección de la fecha. Hay quienes apuntan que se conmemora el aniversario de la primera emisión de la Oral Deportiva, el histórico envío de Radio Rivadavia. Otros dicen que no tiene un motivo específico, solo que un grupo de periodistas deportivos se reunieron ese día por el Día del Canillita (que también se celebra hoy) y decidieron que ese día también se instalara como el Día del Periodista Deportivo.

Efemérides al margen, lo cierto es que como en muchos otros temas la fecha mueve a debate. Incluso entre los mismos periodistas deportivos: muchos se niegan a ser saludados en este día. Dicen que ya existe el Día del Periodista, que es el 7 de junio, y que ellos están incluidos allí. Como si la existencia de una nueva celebración los excluyera, los dejara aparte, los calificara como periodistas de segunda, de un nivel inferior.

La discusión es larga, no viene de ahora y seguramente va a continuar al menos por un buen tiempo. Entre los mismos periodistas, en los medios de comunicación y también en la Universidad. Porque, aunque parezca mentira en un país con la cultura deportiva que tiene Argentina, el periodismo deportivo estuvo al margen de la academia hasta hace muy poquito.

Durante todo el siglo XX, la Universidad Pública no le dio espacio a la formación en periodismo deportivo. Existían muchas instituciones que lo enseñaban, pero siempre en la órbita privada. Quienes querían estudiar periodismo deportivo se contaban por cientos y por miles, pero solo podía hacerlo quien estaba en condiciones de solventar una cuota.

Este escenario cambió en 2009 de la mano de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP. Ese año comenzó la dictarse la Tecnicatura Superior Universitaria en Periodismo Deportivo, la primera carrera destinada a formar periodistas deportivos en el ámbito de la Universidad Pública argentina. Y. vale decirlo, la  carrera que le abrió la puerta al mundo universitario a muchos jóvenes que no hubieran ingresado de otra manera.

Orgullosamente puedo decir que me tocó ser parte del proceso de formación. De un proceso que fue largo y dificultoso, que tuvo críticas fuertes y tuvo gente que puso el hombro. Y que siempre tuvo presente a los estudiantes que estaban por venir, en sus inquietudes, en sus intereses. Pensamos en aquellos que cada año, al abrir las inscripciones, venían a preguntar si se podía estudiar periodismo deportivo. Y a todos teníamos que decirles que no.

¿Quién nos daba el derecho a cerrarles la puerta de la Universidad? Nadie, por supuesto. Y por eso pusimos manos a la obra y le dimos forma a la carrera. Una carrera que este año recibió a más de 500 ingresantes y que no se cierra sobre sí misma, ya que le permite a sus graduados avanzar hacia la Licenciatura o el Profesorado en Comunicación Social. Y que salió de los límites de La Plata, generando extensiones áulicas en Formosa, Balcarce, Laprida, en la ex ESMA y que el año próximo comenzará a dictarse también en Chivilcoy.

Pasaron seis camadas de ingresantes desde entonces, y en pocos días se abrirá la inscripción para la séptima. Pasaron ya tres cohortes de egresados y en unas semanas será el turno de la cuarta. Y lo que viene hacia adelante es el enorme desafío de seguir trabajando para jerarquizar la profesión, para construir todo lo que está por hacerse, por darle forma a nuevos espacios, a nuevos proyectos, a nuevas investigaciones y proyectos de extensión.

Este año se llevó a cabo en la Facultad el II Congreso de Periodismo Deportivo, con más de 600 acreditados y más de 50 ponencias presentadas por estudiantes, docentes, investigadores y graduados. Hace muy poco se creó el programa de investigación en Comunicación y Deporte, y se realizó el lanzamiento de la Biblioteca del Deporte. Todas iniciativas que le dan vida a la carrera de Periodismo Deportivo, que le dan sentido a su llegada a la Universidad.

Por todo esto, en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social se trata de un día de festejo. De una fecha que permite mirar atrás, pensar en los desafíos de hace unos años y comprobar cómo se han cumplido con creces. Y de una fecha que nos permite renovar los desafíos. Para pensar en que es posible que dentro de unos años a nadie se le ocurra discutir el por qué de una efemérides. Y que los 7 de noviembre muchos podamos simplemente festejar el sentirnos, orgullosamente, periodistas deportivos.

*Director de la Tecnicatura Superior Universitaria en Periodismo  Deportivo de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP.

Correo Perio