Abramos y militemos la verdad
 
Prensa
 

Abramos y militemos la verdad

Por Flavio Rapisardi*

Este año era decisivo. Lo sabíamos. Acá y en el resto del mundo. Grecia es quizá un indicio, España y su ruptura del bipartidismo neoliberal también. Y en esta guerra que nos declararon cuando se dieron cuenta que el proyecto es capaz de traspasar nombres y continuar conducciones, doblaron la apuesta. Ahora con el infame signo de la muerte: el fiscal Alberto Nisman que ya todos sabíamos no resistiría una audiencia pública con medios a quienes le querían prohibir la entrada l*s que convocaban a una ratificación de algo que ya era público y que, dicho sea de paso, se abanderan como defensor*s de la libertad de prensa y expresión, nos pone como desafío abrir y militar la verdad mientras dure el proceso que nos debe llevar a la verdad y la justicia. Y sabemos que esto es algo que podemos hacer porque abrimos la comunicación, abrimos archivos, redistribuimos abriendo los contenedores de una teoría del derrame que nunca funcionó, demostramos el funcionamiento corporativo y elitista del Poder Judicial haciendo entrar luces, pusimos nombre a los poderes visibilizándolos, nos abrimos al mundo dignos y en foros internacionales pidiendo justicia por l*s compatriotas muertos en la Embajada de Israel y en la AMIA, reclamando la soberanía por Malvinas, reconociendo el Estado Palestino y criticando el capitalismo financiero de la desposesión. Y ahora abrimos los archivos de la SIDE. Vamos por más.

Hoy denunciamos el juego siniestro de las corporaciones. Las mediáticas y las otras. En nuestra Facultad lo sabemos: la verdad se milita. En un contexto de capitalismo brutal que quiere revancha vienen por todo. Por eso nosotr*s siempre dijimos sin tapujos que también vamos por todo: por la memoria, la verdad y la justicia como bisagra para la nación y la patria de la igualdad, la soberanía, la diversidad y la independencia. Durante estos años nos atacaron sin miramientos: mentiras, militancia 24 x 24 desde pantallas y tinta. Y sin embargo supimos durante diez años poner en marcha el proyecto político más de avanzada luego del gobierno popular de Juan Perón y Eva Perón. Nosotr*s, la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP vamos a continuar con aquello que quien le dio el nombre a nuestro edificio nos regaló en una frase: no dejaremos nuestras convicciones en la puerta de entrada.
 

*Docente e investigador de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP

Correo Perio