Debatieron sobre periodismo de investigación y geopolítica
 
Prensa
 

Debatieron sobre periodismo de investigación y geopolítica

José Cornejo, Telma Luzzani y Hernán Brienza participaron del primer panel de la jornada “¿Hay un fusilado que vive?"

En el marco de la jornada sobre Periodismo de Investigación ¿Hay un fusilado que vive? que se lleva a cabo en el aula Rodolfo Walsh de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata, se desarrolló la primera de las charlas que contó con la participación de los periodistas José Cornejo (Agencia Paco Urondo), Telma Luzzani (TV Pública) y Hernán Brienza (Radio Nacional y Télam). El eje central del panel tuvo como debate el caso Nisman y su vinculación con la geopolítica.

El actual director de la Agencia Paco Urondo, el periodista José Cornejo, fue el encargado de abrir el panel. Este recordó su época de estudiante de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP afirmando que en ese entonces “se estudiaba para ser periodista de Clarín o Canal 13. Por suerte, el camino me llevó para otro lado. Actualmente, la Paco Urondo es mi trabajo actual; la agencia es manejada por un grupo de militantes, con todos ellos tenemos una premisa básica que es que la mentira existe y de ahí partimos para tratar de desenmascararla”.

Luego se refirió a la agenda política actual que "nos ha llevado hacia Nisman y su construcción mediática que tenemos es que no sabemos nada pero a Nisman lo mataron; entonces desde la agencia empezamos a trabajar sobre dos cosas. Primero nos preguntamos por qué una periodista extranjera (haciendo referencia a la periodista belga Teresita Dussart) que habla mal el castellano se había convertido en la vocera de uno de los multimedios nacionales. Con muy poco trabajo pudimos descubrir que la periodista trabaja para la CIA, es una espía y hace la vocería para Israel. Segundo, la agencia Infojus hace pocos días publicó mal una nota (alcohol en la sangre de Nisman). Paralelamente Arroyo Salgado en conferencia de prensa afirma que su exmarido Nisman fue asesinado siendo parte involucrada por el parentesco, al final de la misma, un periodista de TN la consultó sobre la nota de Infojus a la que la jueza en su respuesta llegó a la conclusión de que Julio Alak, ministro de Justicia de la Nación, estaba operando desde el portal por tener la web sobre su órbita”.

Minutos después fue el turno de la escritora y periodista de la TV Pública, Telma Luzzani, quién centró su discurso en la sección de Política Internacional de los medios de comunicación. Allí marcó una diferencia importante entres los diarios argentinos y los extranjeros afirmando que los últimos, como por ejemplo, Le Monde, trabaja sus noticias casi exclusivamente sobre sus ex colonias como Marruecos y Argelia. En cambio, en Argentina “la sección de Política Internacional es menor (salvo casos excepcionales) y su información llega a través de agencias de noticias extranjeras”.

Más tarde ponderó la aparición de la cadena de noticias Telesur. Consideró a esta como “vital, nos muestra otro visión de lo que sucede en el mundo que generalmente es opuesta a lo que reflejan las grandes cadenas norteamericanas. Hoy hacer geopolítica es difícil, hay que rebuscarsela, pero gracias a Dios existe Telesur”.

Finalizó alertando a los presente sobre los intereses norteamericano sobre algunas zonas calientes del planeta. Allí mencionó a China, Rusia (Ucrania) y América Latina, considerando que la política de EE.UU se basa en accciones desestabilizadoras en esas regiones, puntualizado el caso Nisman como una acción de ese tipo en Latinoamérica.

Por último, el reconocido periodista Hernán Brienza analizó el Periodismo de Investigación argentino tomando como ejemplo el caso Nisman. Brienza partió de la premisa de que los periodistas investigadores deben buscar “lo oculto en toda investigación. Y en esa búsqueda cumple un rol fundamental la geopolítica. Esta nos permite saber que es lo que queremos investigar, saber quienes son los actores y sus intenciones, saber que juego juega cada uno. Si uno como periodista entiende el juego que estan jugando esos actores, tiene derecho a ser el periodista que uno quiere. El problema que tenemos actualmente en Argentina es que el periodismo miente. Lo hizo en la dictadura y lo vuelve hacer en la actualidad".

Brienza finalizó con el caso Nisman. Consideró que el fiscal muerto años atrás “tapó algunas líneas de investigación sobre la SIDE. No me sorprendería que eso que eso que queria tapar la SIDE y Nisman sea el mismo atentado de la AMIA. Hay probados vínculos entre los principales actores del caso con la Embajada de Estados Unidos, pero este país no es el único responsable de todo, es mucho más complejo”.

Por último brindó un consejo a la concurrencia: “la honestidad intelectual es lo más fuerte que tenemos en esta profesión para defendernos y a esta nunca hay que traicionarla”.

Correo Perio