“Los periodistas tenemos que hablar del rol de los periodistas para no cometer de nuevo el mismo error”
 
Prensa
 

“Los periodistas tenemos que hablar del rol de los periodistas para no cometer de nuevo el mismo error”

Llonto cerró la charla que giró en torno a la última edición de Medios y Dictadura que trata sobre la Editorial Atlántida

En la última charla de la Jornada de PDI “¿Hay un fusilado que vive? El Periodismo de Investigación entre la agenda de los pueblos y la agenda de los medios”, los periodistas Pablo Llonto, María Paula Gago y Andrés López estuvieron presentes en el panel que abordó los principales ejes del último numero de “Medios y Dictadura, Especial: Editorial Atlántida”.

La charla se realizó en el aula anfiteatrada Rodolfo Walsh de la sede Presidente Néstor Carlos Kirchner, y estuvo moderada por Josefina Bolis, directora de la publicación, y por Cristian Secul, jefe de redacción, quienes remarcaron la necesidad de realizar este tipo de publicaciones que desenmascaren cómo trabajaban los medios en la última dictadura desde un lugar cívico empresarial.

En este número especial se analiza el rol del grupo multimediático Editorial Atlántida, propietario de las revistas Gente, Somos, Billiken, Para Ti y el Gráfico, en la última dictadura cívico militar. Desde esta batería de medios que tenía llegada a diferentes lectores, se operaba psicológicamente a través de noticias ficcionadas presentadas como realidad.   

El periodista Pablo Llonto les dio la bienvenida a los ingresantes y los felicitó por estar en una facultad donde se discute y se forma pensamiento crítico. Comenzó su exposición haciendo un mea culpa por haber formado parte de un multimedios que se abocó al silencio en la dictadura. “Yo soy hijo de la dictadura, estudié durante la dictadura y lo peor de todo, hice periodismo durante la dictadura, y pese a que formaba parte de la sección deporte, yo formé parte de un diario que apoyaba la dictadura y de eso los periodistas nos tenemos que hacer cargo”.

“El eje puesto en los periodistas es el que a mi particularmente me interesa, no por saltear la responsabilidad de los dueños de los medios, sino porque los periodistas tenemos que hablar del rol de los periodistas para no cometer de nuevo el mismo error” enfatizó Llonto. Asimismo, expresó que lo más importante de estos tiempos es que se rompió el paradigma de que los medios dicen la verdad, y el centro de la discusión es que hay medios que mienten.

Llonto: “Ustedes los jóvenes, cuando duden sobre qué es lo que hay que hacer o no, fijense lo que se hizo en la dictadura antes de hacerlo”

En referencia a la revista, dijo que “el trabajo de la publicación es una síntesis de los ejemplos más simbólicos de lo que uno pretende que sea el manual de lo que no hay que hacer”. En referencia a los ingresantes, les expresó que están ingresando a una facultad que te dice lo que no tienen que hacer y que eso no ocurre en todos lados.

“Ustedes los jóvenes, cuando duden sobre qué es lo que hay que hacer o no, fijense lo que se hizo en la dictadura antes de hacerlo” aconsejó Llonto al aula llena de ingresantes.

A su vez, expresó el trabajo que viene realizando como abogado de la familia de Thelma Jara de Cabezas, y tener la extraña sensación de privilegio, por lograr el procesamiento de Agustín Botinelli, director de la revista Para Ti, el único periodista procesado por considerarlo participe de un delito de lesa humanidad. “Por primera vez Argentina tendrá en el banquillo para entender el rol que cumplió el periodismo en la dictadura apoyando al terrorismo de estado” remató Llonto.

Por otro lado, la Licenciada Maria Paula Gago, profesora de la Universidad de Buenos Aires e Investigadora del CONICET, expuso sobre la revista Somos y el rol importante que tenían en términos de circulación ya que eran muy consumidas. Asímismo, profundizó en la relación que tenía la editorial con la dictadura, al igual que el resto de los medios y editoriales. Enfatizó en las conexiones con la línea de Martínez de Hoz y las internas que libraban con el sector liderado por Massera.

Gago subrayó que “ellos utilizaban una retórica muy propia del género policial, para informar cuando había, y voy a utilizar las palabras que usaban ellos, que había ocurrido un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad y los elementos rebeldes, hablando de los subversivos”. Explicó que el accionar de la maquinaria mediática, consistía en hacer pasar por noticias policiales aquellas que eran noticias políticas, con un estado desplegando toda su fuerza represiva de manera ilegal. Remarcó en “la forma, la manera en que uno dice las cosas, afectan y modifican los contenidos”, y propuso que a “los medios hay que pensarlos como actores políticos”.

Por su parte, Andrés López, director de la Tecnicatura en Periodismo Deportivo de esta casa de estudios, reflexionó sobre la implicancia que tuvo la revista El Gráfico en formar parte de esos medios que callaron y ocultaron lo ocurrido en la dictadura. Realizó un recorrido por las diferentes tapas del medio y la forma en que operaban para formar una agenda de temas a tratar y ocultando otros.

Gago: “La forma, la manera en que uno dice las cosas, afectan y modifican los contenidos. A los medios hay que pensarlos como actores políticos”

Al ser el medio consultado por todos los aficionados al deporte “construyó un lugar de autoridad, en un lugar intrascendente como lo es el deporte, que parece inofensivo, pero que tiene una penetración muy fuerte en la sociedad” dijo López.

La Jornada “¿Hay un fusilado que vive? El Periodismo de Investigación entre la agenda de los pueblos y la agenda de los medios”, que comenzó a media mañana, cerró entradas las 20, en una jornada en la que los ingresantes estuvieron presentes en cada una de las charlas.

Correo Perio