Grandes expectativas por la nueva carrera en Comunicación   Digital
 
Prensa
 

Grandes expectativas por la nueva carrera en Comunicación Digital

Se implementará en 2016 y será la única pública y gratuita del país

En un año cargado de novedades, la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata prepara la puesta en marcha de la nueva Tecnicatura en Comunicación Digital, que se convertirá en la primera de su tipo con acceso público, libre y gratuito de todo el país, con el objeto de seguir aumentando y actualizando la oferta educativa pública.

La tecnicatura se propone la formación profesional en torno a las nuevas tecnologías de la comunicación y la información. La propuesta surgió tras los resultados de las jornadas de diagnósticos sobre la reforma de los planes de estudio de la unidad académica en la que participaron estudiantes, docentes, graduados y ayudantes. Allí hubo una mesa específica en la que se trabajó sobre las nuevas tecnologías y surgió la necesidad de trabajarlas desde una perspectiva comunicacional.

Esta propuesta fue hecha tras el trabajo en conjunto por parte de la Secretaría de Vinculación Tecnológica (SeViT) y la Secretaría de Asuntos Académicos. Martín González Frígoli, Secretario de la SeViT, al preguntarle sobre el espíritu de la tecnicatura, expresó que uno de los antecedentes recogidos para su creación fue la cantidad de tesis de grados, a partir de las cuales los estudiantes comenzaron a problematizar la comunicación y las tecnologías, asociándolo al concepto de cultura. “Nosotros no entendemos las tecnologías disociado de la cultura y los cambios que produce en la sociedad” subrayó.

La discusión que es necesario dar es si son las tecnologías las que modifican las culturas y así a los hombres, o es que los hombres que van desarrollando nuevas formas de relacionarse creando nuevos usos y apropiación de esas tecnologías y a partir de éstas, se modifican las culturas. Este es unos de los ejes transversales que atraviesa la carrera.

La propuesta curricular que propone la nueva carrera tiene muchas materias de orden teórico y muchas de orden práctico. Se busca que haya un buen balance entre las mismas “donde la construcción, en los laboratorios que vamos a crear, y el aprendizaje que se trabajará bajo la modalidad de taller, funcione bajo la lógica del trabajo colectivo y que tenga un sentido transformador” agregó Martín González Frígoli.

Frígoli:“Nosotros no entendemos las tecnologías disociado de la cultura y los cambios que produce en la sociedad”

Una de las novedades que presenta es la profundización en el uso de herramientas de edición y producción en los diferentes lenguajes, tanto en la gráfica, como en el audio y lo visual, ya que cada vez convergen más en un mismo espacio.

Asimismo, Natalia Ferrante, Prosecretaria de la SeViT, remarcó la necesidad de “centrarnos en el modo de narrar, en los relatos, en el modo de contar las historias. Nuestra aspiración es que los estudiantes puedan construir esas narrativas”.

La tecnicatura se inscribe en un momento muy particular, ya que en estos últimos once años de gobierno se expresa una preocupación que se cristaliza en programas, proyectos y políticas públicas del Estado vinculadas a las nuevas tecnologías.

El programa Conectar Igualdad, el Plan Argentina Conectada, tienen como matriz principal, la inclusión en términos de que “esos otros que no tienen las mismas posibilidades, tengan el acceso a esas tecnologías y que aquellos egresados de la tecnicatura tengan la posibilidad en seguir trabajando en incluir cada vez a más personas”, sostuvo Frígoli.

Lo que busca esta tecnicatura es desplazar la mirada tecnicista de la comunicación para entender las mediaciones culturales y pensar cómo los determinismos tecnológicos tienen un impacto en la cultura, entendiendo a la comunicación como parte constitutiva de la misma.

Al indagar sobre el rol que ocuparán las redes sociales en la carrera, Natalia Ferrante dijo que “entender que lo que se produce en las redes sociales, forma parte de un determinado contexto social, cultural, político y económico, y está hecho por un sujeto político que se siente interpelado por esas tecnologías”.

Ferrante:“es la mirada comunicacional, cultural y antropológica lo que la distingue, porque detrás de los “comunity manager” hay una mirada instrumental”

El desafío que la Tecnicatura se propone es que los estudiantes puedan correrse de ese lugar que tiene naturalizado y reflexionar sobre sus propias prácticas. 

Es importante entender que la expansión tecnológica no trae de por sí una distribución igualitaria para toda la sociedad, ya que está condicionada por cuestiones adquisitivas. Desde este lugar es menester pensar a la tecnología como un lugar de inclusión, de formar profesionales que tengan las competencias técnicas y humanas para producir sentido sin caer en determinismos tecnológicos ni en pesimismos culturales.

En cuanto a la diferencia de la propuesta con otras ofertas académicas de educación privada, Natalia Ferrante expresó que “es la mirada comunicacional, cultural y antropológica lo que la distingue, porque detrás de los “comunity manager” hay una mirada instrumental”. Para esto es necesario entender que bajo esa mirada “los sujeto tienen un instrumento para tal cosa, tienen la comunicación para tal otra, pero con una mirada anclada en el mercado. Nosotros no descartamos al mercado sino que intentamos ir más allá y le vamos a dar más herramientas” explicó Ferrante.

El resto de las ofertas académicas ofrecen diplomaturas de muy corta duración, que no necesariamente ese tiempo implica falta de calidad, pero sí que no cuestionan la construcción del “comunity managers” que lleva a formar profesionales con una mirada tecnicista sin una perspectiva crítica.

Con todo esto, se aspira a contribuir a formar profesionales con un compromiso humano, político y social, que se integre con una pertinencia técnica a los procesos de democratización de la comunicación digital interactiva. Esto es clave para trabajar la inclusión digital, la elaboración de estrategias discursivas,  producción de contenidos digitales, multimediales y transmedia, siempre desde un anclaje crítico analítico en el contexto de las tramas de poder en el que se enmarca.

El desafío que la Tecnicatura se propone es que los estudiantes puedan correrse de ese lugar que tiene naturalizado y reflexionar sobre sus propias prácticas

Los desafíos de este proyecto, que comenzará en 2016, consisten en recibir estudiantes “que usan la tecnología en su día a día. Nosotros vamos a recuperar mucho de los saberes que ellos ya traen, vamos a tener estrategias pedagógicas para hacerles saber todo lo que saben de tecnología sin tenerlo presente” remarcó Frígoli.

Es importante señalar que se va a promover un modelo de producción, abierto, colaborativo y cooperativo, en el que la adquisición de conocimientos técnicos permitan dialogar con profesionales de otras disciplinas.

Hasta hace muy poco tiempo la tecnología era un campo del saber que sólo era de los informáticos y de unos pocos privilegiados. En ese sentido se buscará hacer ver el rol que realmente ocupa la comunicación en esos espacios. 

La tecnicatura no se va a quedar en intentar ver cuál es el entramado que corre detrás de la construcción de esos discursos que circulan en las redes sociales, sino que también va a trabajar sobre la técnica, ya que no busca formar sólo analistas críticos o de sillón, sino productores.

Esta tecnicatura tendrá un diálogo permanente con la licenciatura y aquellos que la cursen podrán, después, continuar y ampliar sus estudios para licenciarse. 

        

Correo Perio