El tercer Relato
 
Prensa
 

El tercer Relato

*Por Florencia Saintout

Esta mañana, mientras el edificio de 44 estaba lleno de pibes argentinos inscribiéndose en el Progresar, un jurado compuesto por Eduardo Panceira, Fernando Peña y Adriana Puiggrósevaluó la tesis de doctorado de Carlos Vallina.

El chino es en nuestra facultad lo que fuimos y lo que somos. Es el nombre de los  relatos de la historia, el periodismo, la cultura y el cine.  El ahora Doctor en Comunicación (título simbólico que corona su trayectoria indiscutida) es un pensador del campo de la comunicación en su conjunto, siendo su modo de análisis una forma metodológica de acceso al conocimiento que ha formado generaciones de jóvenes para reflexionar actuando sobre el mundo. 

Profesor de la Facultad de Bellas Artes desde 1972 hasta su cesantía en 1977. Es en 1985 cuando se incorpora a la Facultad de Periodismo como docente. En 1993 inicia y vence la lucha por la reapertura de la carrera de cinematografía. En ambas unidades académicas desarrolla su especialidad de realizador cinematográfico desde la perspectiva de la producción audiovisual, la dirección, la crítica y la teoría de las prácticas y lenguajes de la imagen. 

Fue co-fundador del Sindicato de Televisión Seccional La Plata, asistente de dirección,  director de cámaras y jefe de producción de LS86 TV Canal 2 desde mayo de 1966 hasta marzo de 1977. En el medio de esos años oscuros de la Argentina, realiza junto a compañeros militantes “Informe y testimonio sobre la tortura política en la argentina 1972/1973”,  film emblemático en la tradición política que hoy recupera su Tesis de Doctorado titulada  “El tercer relato”.  Así la escritura de la tesis se transforma en experiencia, y la experiencia  en memoria hecha lenguaje, donde el sentido de cada palabra se convierte en imagen.

El Chino es uno de nuestros grandes maestros y, sin dudas, para los papeles no necesitaba de ese título. Sin embargo, emprendió con absoluto esmero la tarea de escribir su (nuestra) tesis. De lo que nos damos cuenta hoy en el momento mismo de su presentación, de su “defensa” (tendríamos que repensar si las tesis se defienden o se proyectan al mundo para reconstruir las polémicas, es una de las tantas tareas pendientes que tenemos en la Universidad), es que esa tesis es de todos. El chino nos regaló su tesis para que desde allí sigamos construyendo un camino de conocimiento crítico. Una forma de pensar las injusticias de un mundo que muchas veces duele pero -si sabemos observar- también está lleno de belleza a nuestro alrededor. Esa belleza es la que nos muestra cada día.

¿Un doctor en comunicación? Podemos decir un Doctor extraordinario y Emérito que enorgullece a nuestra Facultad y pone en valor el conocimiento en diálogo permanente con el compromiso político, el amor al mundo y a  la/s cultura/s.

Qué grande el chino. Lo hizo otra vez.

*Dra. en Ciencias Sociales. Decana de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social. Concejal de la Ciudad de La Plata.

Correo Perio