Prensa
 

Las carreras de Comunicación Social piden continuidad y profundización de las políticas

A continuación se publica el comunicado de RedCom

Desde la Red de Carreras de Comunicación Social y Periodismo (REDCOM) hemos sido testigos y protagonistas de las transformaciones de la Argentina contemporánea. No podemos olvidar los días en que esta Red se gestó, hacia fines de los años ´90, con un país atravesado por paros y piquetes. Nos enfrentábamos a lógicas neoliberales que marchitaban nuestras prácticas académicas. Déficit fiscal y riesgo país eran palabras claves en la portada de los diarios en un campo periodístico mercantilizado y cada vez más concentrado. Imaginar que una ley de la democracia reemplazara el decreto de radiodifusión de la dictadura parecía una utopía.

En los últimos años no fuimos ajenos a los cambios en las políticas educativas y en el campo de la comunicación. En nuestro campo específico, el balance tiene como ícono a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual promulgada en octubre de 2009, a la que hemos definido como uno de los instrumentos más democráticos sancionados por el Congreso Nacional, que fue producto de un proceso amplio de construcción de consensos, alimentado por un debate abierto y federal, en el cual las carreras universitarias tuvimos una participación activa junto a los trabajadores de la comunicación, las organizaciones sociales y de derechos humanos, pueblos originarios, cooperativas y medios comunitarios. Por eso, en defensa de su plena constitucionalidad, la REDCOM se presentó como Amicus Curiae ante la Corte Suprema de la Nación, reafirmando la concepción progresiva del derecho a la comunicación que consagra la ley 26.522.

Pero las políticas de comunicación no se agotaron en la sanción de una ley. Desde REDCOM reconocemos a los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández por la creación de nuevas señales de televisión pública -comenzando por la puesta en marcha del Canal Encuentro-, por la puesta en agenda y las iniciativas que avanzan hacia una soberanía satelital, por la revisión y adopción de la norma de televisión digital con una perspectiva estratégica de integración latinoamericana y por la política de desarrollo de la Televisión Digital Abierta, que a través del programa de Polos y Nodos Audiovisuales volvió a poner a las universidades como protagonistas de un proceso inédito en el mundo. Recientemente hemos celebrado la creación de dos consorcios de universidades públicas que en este marco proponen desarrollar una televisión de calidad, innovadora y con anclaje territorial en sus comunidades. El sistema universitario en general y las carreras de comunicación en particular nos hemos comprometido en ese proceso: lo hemos hecho en las calles, en las aulas, en nuestros congresos académicos y en los cada vez más intensos procesos de cooperación inter-institucional, que celebramos como marca del tiempo que vivimos.

Todo ello ha sido posible en el marco de una activa política de Estado que fortaleció la educación superior en nuestro país, a partir de su entendimiento como un derecho humano, según los principios definidos por la UNESCO en Cartagena de Indias en 2008. La educación superior debe ser inclusiva, de calidad y pertinente: el Estado argentino ha adoptado tal principio y no puede haber ningún paso atrás en ese sentido.

La ley que asegura un 6% del PBI destinado a educación es una muestra clara de la importancia que se le ha dado en estos años. Asimismo, hemos sido testigos de la creación de nuevas universidades, partícipes del fortalecimiento del sistema nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, y beneficiarios de programas de mejoramiento de la calidad universitaria, como el PROSOC, como así también de grandes obras de infraestructura. También hemos visto, pensado y acompañado los cambios que sobre el sistema educativo produjeron programas inclusivos como Conectar Igualdad, el PROGRESAR y los planes de apoyo para los y las estudiantes con capacidades diferentes.

Ante el actual escenario electoral, la Red de Carreras de Comunicación Social y Periodismo de Argentina (REDCOM) expresa su pleno apoyo a dichas políticas e insta a los candidatos de las diversas fuerzas políticas a expresar su compromiso de sostenimiento y profundización. Sabemos que todavía hay mucho por conquistar: apoyaremos las políticas de Estado que avancen en la des-monopolización del espectro radioeléctrico y en la promoción de la comunicación entendida como un derecho humano, a través de medios públicos y comunitarios. Y denunciaremos cualquier intento de retrotraer el sistema mediático a las “leyes del mercado” y el dominio de las corporaciones. Seguiremos defendiendo un sistema universitario fuerte y pluralista, entramado con un proyecto nacional de  desarrollo integral e inclusivo, donde más recursos se traduzcan en más responsabilidades. Y rechazaremos cualquier política de ajuste o arancelamiento como sugirieron en alguna oportunidad los candidatos del conservadurismo.

No creemos en una academia aséptica y desentendida de los problemas del pueblo. Por eso nos manifestamos. Lo hacemos ahora y cada día, en las aulas y en las calles, en nuestros ámbitos de investigación y de extensión, en nuestros medios de comunicación, donde forjamos nuestro compromiso con un país inclusivo, democrático y federal.

 

Correo Perio