“Tenemos una educación abierta, democrática, pintada de igualdad”
 
Prensa
 

“Tenemos una educación abierta, democrática, pintada de igualdad”

Afirmó Diego Tatián al participar del panel “Aportes de la teoría crítica: Universidad y Procesos políticos hoy”

En el marco del I Congreso de Comunicación Popular (CCP) desde América Latina y el Caribe y el II Congreso Comunicación/Ciencias Sociales (COMCIS), que se desarrollará en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP hasta el viernes 4 de septiembre, se llevó a cabo el panel “Aportes de la teoría crítica: Universidad y Procesos políticos hoy”, coordinado por el docente Fernando Alfón.  

La actividad realizada el miércoles en el aula 22 del Edificio Presidente Néstor Carlos Kirchner de esta unidad académica, contó con la presencia del decano de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba, Diego Tatián; el miembro del Movimiento Campesino de Santiago del Estero, Angel Strapazón y el secretario de Posgrado de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social, Pablo Bilyk.

El docente de esta casa de estudios, Fernando Alfón expuso que el nombre la charla surgió a partir de pensar a la teoría crítica dentro de la universidad y la relación que mantiene con el estado. “El gobierno actual permitió un crecimiento critico y habilitó pensar esa relación tensa”, aclaró.

Por su parte, Pablo Bilyk se mostró muy contento por la convocatoria que presenta el congreso y expresó: “Venimos implementando una línea de trabajo en el Doctorado en Comunicación que se va extendiendo y estimula a que nuestros estudiantes produzcan contenidos mas ecléticos, que no se subscriban a un formulario donde uno llena una serie de ítems sino que puedan generar productos en nuevos formatos”.

“Es un desafío movilizador pensar en los horizontes que propone la teoría crítica en el campo de la comunicación, sin lamentar la manera de conformación del campo, producir sabiendo que este campo se comenzó a configurar a contramarcha de un movimiento desde las ciencias sociales donde aparece esta lógica del desdisciplinamiento”, agregó Bilyk.

A su vez, haciendo referencia a la elaboración de producciones desde la teoría crítica, sostuvo que “hay que realizar productos para intervenir, recuperar la noción de que existe una perspectiva comunicacional que se nutre de estos múltiples  elementos, una perspectiva que ha surgido en esta discusión sobre los medios de comunicación pero que al mismo tiempo en el recorrido de su conformación fue abordando y preguntándose por los diferentes procesos de producción de sentidos”.

El miembro del Movimiento Campesino de Santiago del Estero, Angel Strapazón hizo hincapié en la idea de que no existe la teoría crítica sin sentimiento y opinó que la filosofía argentina ha trabajado en eso. Es este sentido afirmó: “Hay un mundo de vida oral que se transmite y hay otras complejidades en la sensibilidad, en el sentimiento del que otro viva mejor, más dignamente. Hay certezas en las academias pero también en los barrios, en las calles, no creo que haya una teoría crítica Latinoamérica si no nos lleva a caminar el trabajo de campo”.

“El proletario como sujeto revolucionario somos todos lo que queremos trabajar un mundo más justo, el que quiere otra cosa, un lugar donde el circulo entre el rico y el pobre no funcione mas. Estado somos todos, las corporaciones también son parte y el gobierno es solo una parte más de ese estado que se está disputando”, mantuvo y anexó que “hay que saber sacarle el jugo a las frases que dicen en los barrios, yo estoy más acostumbrado a escuchar lo que dicen en los montes, en los ranchos pero la UNICAM me ayudó a vincularme con lo urbano, el 85% de los argentinos proletarios están en las ciudades”, sentenció Strapazón y recomendó a los alumnos presentes leer el libro Aventura llamada Universidad.

Por último, el decano de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba, Diego Tatián hizo referencia a la institución que representa y afirmó que mantienen una religión de la reforma: “Es un legado que presupone un trabajo. La repetición de las reformas como si nunca hubiera pasado nada, no solo es no honrar esa herencia sino que es malversarla y vaciarla de significado”, y completo: “Yo creo que las reformas han sido un legado aceptadas por todo el arco político, inclusive en organizaciones estudiantiles de la Universidad de Córdoba, cosa que no sucedía en la década del 70. Desde las organizaciones de izquierda hasta las organizaciones peronistas, hoy todas se autodefinen como reformistas”.

En cuanto a qué significa ser reformista, aseguró que “es un escenario nuevo que produce una necesidad de trabajo, no una mera reproducción sino intervención, creación. Pensar la autonomía como una confrontación con los problemas políticos en curso, el problema está en cómo lo resignificamos y le damos contenido actualmente a ese término”.  Respaldando el sistema educativo nacional, manifestó: “Tenemos una educación abierta, democrática, pintada de igualdad. Argentina es el único país que desde que un chico entra al jardín a los tres años hasta que se recibe es totalmente gratuito”.

“Pensar la universidad no solamente como un lugar de producción de conocimiento sino también un lugar de criptica, de comprensión de sentidos, donde tenemos que forjar un internacionalismo alternativo. Una universidad autónoma, nacional, publica, popular y reformista”, ultimó el decano. 

Correo Perio