La decana de la Facultad disertó en la tercera jornada del COMCIS y CCP
 
Prensa
 

Florencia Saintout: “Este tiempo histórico nos convoca a construir un nuevo modelo académico”

La decana de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social disertó en el COMCIS y CCP

“La teoría no puede siempre adecuarse, eso no tiene sentido más que para consolidar un orden; una vez más, compañeros y compañeras, no se trata solo de estudiar y comprender el mundo, sino de transformarlo”. Con esas palabras, la decana de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social y doctora en Ciencias Sociales, Florencia Saintout, cerró la tercera jornada del II Congreso de Comunicación/Ciencias Sociales desde América Latina y el I Congreso de Comunicación Popular desde América Latina y El Caribe.

Saintout analizó el surgimiento de los estudios en comunicación en la década de los 80 que inauguraron, según la decana, el período de una “epistemología claramente marcada por la derrota, una epistemología de la devastación”, y se extendió hasta “este nuevo tiempo de gobiernos populares que nos convocan a estudiar las ciencias sociales desde una epistemología de la esperanza”.

Bajo el título “Los saberes académicos en contextos de compromiso. La epistemología del barro”, la conferencia se llevó a cabo en una colmada aula 23 del Edificio Presidente Néstor Carlos Kirchner. Si bien estaba previsto que participe la destacada investigadora mexicana, la decana de esta unidad académica explicó que no podría asistir “por el intenso compromiso que tiene desde las ciencias sociales para cambiar la realidad de su país”.

“El campo de la comunicación como tal se institucionaliza en la década del 80, en un tiempo que está marcado profundamente por la derrotas políticas, derrota de la política y triunfo del capital”, analizó Saintout, y explicó que los estudios en la materia se limitaban al estudio técnico de los medios de comunicación. “Después la comunicación pasaría a ser pensada desde la cultura”, completó.

También puntualizó que otra de las características de estos estudios era la desaparición de lo real y, por lo tanto, de la verdad. “Esto que es algo absolutamente emancipador en otros contextos, en momentos de avanzada de la derecha se convirtió un instrumento para oprimir a los pueblos”, dijo la decana, y agregó: “El lugar que tuvieron las carreras de comunicación fue el de dar cuenta de esas derrotas y esa devastación, por un lado, y la de crear pequeños nichos donde formar técnicos para esos medios de comunicación”.

“Fue tan duro el momento que nos tocó vivir que ni siquiera los que identificamos pequeñas resistencias, pudimos ver en ellas el origen de este nuevo tiempo de las que emergieron estos gobiernos populares”, expresó Saintout, y consideró que “no es que se parecen a sus pueblos, sino que son sus pueblos; que no solo no saquean, sino que empiezan a recuperar su riqueza; que piden perdón y reparan para volver a construir esos sujetos históricos perdidos; y que nos convocan a todos a pensar y posicionarnos de otra manera”.

“Este proceso histórico nos convoca a construir un nuevo modelo académico”, agregó la decana de esta casa de altos estudios, y enumeró cuatro movimientos para lograrlo. En este sentido, manifestó que es importante “salirnos de esa epistemología de la devastación y corrernos hacia una epistemología de la esperanza”. En segundo lugar, resaltó la necesidad de “volver a las totalidades” y abandonar “los estudios micro que durante las largas décadas neoliberales ocuparon a las ciencias sociales”. Por otra parte, en un tercer movimiento, propuso “pensar en una epistemología del conflicto en oposición a los falsos consensualismos”, y por último manifestó que “esta nueva academia, esta nueva universidad, debe tomar posición, sin importar que cada vez que se toma posición contra las injusticias del mundo se piensa que somos menos inteligentes”.

“Esta epistemología del conflicto y esta toma de posición nos exige la construcción de otro espacio académico, que implica necesariamente una epistemología del barro”, consideró Saintout, y concluyó: “Debemos recuperar el concepto de violencia, no hay teoría que tenga potencia sin esa violencia de parto en el mundo; la teoría no puede siempre adecuarse, eso no tiene sentido más que para consolidar un orden, por eso una vez más, compañeros y compañeras, no se trata solo de estudiar y comprender el mundo, sino de transformarlo”. 

  • 5151
    ¡Vota positivo!
  •  

Correo Perio