Comcis y CCP: especialistas disertaron sobre feminismo y peronismo
 
Prensa
 

Comcis y CCP: especialistas disertaron sobre feminismo y peronismo

Díaz, Valobra, Pon y Zeliz fueron protagonistas de un intenso debate

El panel “Feminismo y peronismo: reflexiones históricas y actuales sobre una articulación negada” fue una de las actividades centrales de la última jornada del I Congreso Comunicación Popular desde América Latina y El Caribe “Prácticas y estudios de comunicación y emancipación” (CCP) y el II Congreso Comunicación/Ciencias Sociales desde América Latina (Comcis) “El rol del Estado en los escenarios de transformación y los procesos democráticos populares” que se lleva a en el edificio Presidente Néstor Carlos Kirchner de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP y finaliza hoy.

La actividad estuvo encabezada por la historiadora e investigadora del Conicet Adriana “Indi” Valobra, la representante de la Usal y Gestar Cecilia Pon, la directora de la revista Género y Peronismo y de la Unsam, Ana Zeliz y fue coordinada por la secretaria de Género de la CTA Nacional, Estela Díaz.

Pon resaltó que “para referirse de igualdad de género y del acceso de las mujeres a ámbitos de decisión habría que indicar que nuestro país es el más igualitario de la región en cuanto a la participación de las mujeres en política y en la vida económica y profesional. Las mujeres argentinas intervienen activamente en el mercado de trabajo, en los poderes del Estado y en los estamentos educativos y científicos”.

“Las mujeres hemos ganado mucho terreno en el ámbito público durante las últimas décadas,  y eso significa que reflexionemos sobre las posibilidades de las mujeres de formar parte de los centros de decisión en el marco del enfoque de género”, agregó Pon.

La periodista agregó: “Los debates emergentes en torno a la ley recientemente sancionada de identidad de género o en 2011la del matrimonio igualitario quizás han contribuido a que la sociedad entienda mejor el término género y a “desnaturalizar” la relación entre los sexos”.

Por su parte, Ana Zeliz  destacó que “la mayoría de los partidos políticos tienen un área, grupo, que trata el tema de género, y los movimientos sociales aún más, porque son muchas las mujeres que participan en ellos; sin embargo, creo que pensar el tema género no queda acotado a temas relacionados con los derechos de las mujeres”.

“El movimiento peronista es esencialmente inclusivo desde sus principios, desde su creación ha dado lugar a quienes no lo tenían: los trabajadores, los humildes, y también las mujeres. Sin embargo, no fue fácil, el peronismo fue resistente al pensamiento feminista, el discurso de Eva inducía a las mujeres a participar, pero a la vez las ponía en el lugar de guardianas del hogar. También las instó a salir de sus casas, a censar, a armar el Partido Peronista Femenino, y luego a votar”, destacó Zeliz.

La periodista agregó: “Para nosotras las mujeres sigue siendo muy complejo compartir los lugares de decisión. Por eso fue necesaria la Ley de Cupo en 1994. Un desafío es que se ponga en práctica en el ámbito gremial. Un ámbito casi cerrado para las mujeres trabajadoras. No hay casi dirigentes femeninas al mando de organizaciones sindicales”.

En su alocución, Adriana Valobra destacó que “el acceso al voto fue la dimensión más emblemática de este proceso de valoración de la mujer en política, pero también debe contemplarse la posibilidad de decidir y de ser escuchadas dentro de los partidos, de ser electas y participar tanto dentro como fuera de ellos”.

“En el camino al sufragismo, un acto individual que, sin embargo, tuvo un valor simbólico y esta etapa debe ser considerada por la academia. En la historiografía es común encontrar la idea de que Perón quiso manipular a las mujeres, que otorgó el voto femenino para manipularlas. Puede ser. Pero lo que no puede dejar de señalarse en esta idea es que sustenta el supuesto de que las mujeres son tan irracionales cómo para ser fácilmente manipulables y que, además, el hecho de que Perón se lo haya propuesto, significó su inmediata implementación”, agregó la historiadora.

 

 

 

 

 

Por su parte, la coordinadora Estela Díaz dijo que “una de las grandes revoluciones iniciadas durante el siglo pasado, no violentas, pero no por ello menos transformadoras, la protagonizó el movimiento social de mujeres. Logrando construir una voz pública y una ampliación de ciudadanía”.

Correo Perio