“Sin acción y comunicación no habría supervivencia humana”
 
Prensa
 

“Sin acción y comunicación no habría supervivencia humana”

Lo sostuvo Cristina Di Gregori en el panel “Ciencia, arte y valores. Una perspectiva filosófica”

El panel “Ciencia, arte y valores. Una perspectiva filosófica” fue una de las actividades de la última jornada del I Congreso Comunicación Popular desde América Latina y El Caribe “Prácticas y estudios de comunicación y emancipación” (CCP) y el II Congreso Comunicación/Ciencias Sociales desde América Latina (Comcis) “El rol del Estado en los escenarios de transformación y los procesos democráticos populares” que se lleva a cabo en el edificio Presidente Néstor Carlos Kirchner de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP y finaliza hoy.

En la charla que se realizó en el aula 19 disertaron Livio Mattarollo (CONICET) y Victoria Sánchez (CONICET) y la coordinación estuvo a cargo de Cristina Di Gregori (Fahce-UNLP/CONICET).

Cristina Di Gregori en torno a la Teoría de la acción reflexionó: “Esta teoría hace una revisión vinculada a los valores frente a la actividad humana, es una crítica a la teoría del conocimiento que reduce al espectador como un sujeto pasivo” y agregó que “retoma la experiencia humana de la vida misma, devolver una imagen del ser humano como un sujeto integrado”.

Además, expresó: “La filosofía mirada como inmersa en la cultura y como actividad crítica. El hombre es un ser práctico, está intrínsecamente comprometido con los valores, está arrojado a las apreciaciones lo que permite pensar porque los sujetos tienen valores” y añadió que “los valores son productos de la acción humana, son elegidos por la acción humana. Hay una relación activa del ser humano con las acciones y valores”.

Sobre el concepto del individuo, resaltó: “No hay que pensarlo como un sujeto solitario sino que está constituido por el ámbito cultural y social, la acción humana supone una estrecha ligación con el deseo y los intereses” y explicó la importancia de la acción transaccional en la que el hombre y el mundo están interconectados.

A su vez, destacó la dimensión ética y valorativa como una cuestión central de la Teoría de la acción aclarando que es inseparable de toda acción humana. También, planteó la idea de comunidad: “Esta concepción promueve la constitución de comunidades en las que hay valores efectivamente compartidos y por ende se produce un ideal progresivo” y completó diciendo que “No hay resultados cognitivos desde un solo ser humano, sin acción y comunicación no habría supervivencia humana”.

Por su parte, Livio Mattarollo en referencia a unos artículos sobre la apatía política de los ciudadanos en las democracias contemporáneas contó: “La democracia es un proceso interactivo y cualitativo que genera una actitud participativa de la ciudadanía y una lógica de diálogo para fortalecer su mirada sobre el mundo exterior y para que el público esté debidamente informado sobre lo que pasa”.

Por último, Victoria Sánchez al respecto de un trabajo sobre la relación entre ciencia, filosofía y comunicación comentó: “La ciencia es el mejor sistema de conocimiento e investigación y la racionalidad tiene que ver con las condiciones que deben ser satisfechas para confiar en esa ciencia” y en cuanto a la comunicación dijo que “hay que definir sus límites y resaltar sus diferencias, la ciencia y la comunicación son herramientas de capacitación y de liberación”.

 

Correo Perio