Para el juez Arias, la designación de dos jueces para la Corte Suprema es una “especulación con el hecho consumado”
 
Prensa
 

Para el juez Arias, la designación de dos jueces para la Corte Suprema es una “especulación con el hecho consumado”

Además indicó que la medida de Mauricio Macri es por la falta de mayoría parlamentaria, lo que significa una violación a la Constitución

La determinación del mandatario Mauricio Macri de designar a los jueces Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz para la Corte Suprema de Justicia fue fuertemente públicamente discutida por constitucionalistas, dirigentes de distinto signo político por considerarla como "un retroceso institucional".  En ese sentido, el juez Contencioso Administrativo de La Plata, Luis Arias,  afirmó que con la medida “se intenta especular con el hecho consumado ya que la fuerza política que encabeza el Presidente no tiene una mayoría en el Parlamento, por lo tanto se comete una violación a la Constitución que deja bien en claro los alcances de las facultades del Ejecutivo”.

“Esta decisión del ingeniero Mauricio Macri de algún modo es una involución a la vida democrática argentina. Como contrapartida, hay que recordar la designación de jueces que hizo el ex presidente Néstor Kirchner en el 2003 para la Corte, donde no sólo se debatieron las designaciones por todos los sectores políticos, sino que fueron sometidas a dictámenes de juristas, plazos de impugnación, debates permanentes y así y todo se designaron jueces que no eran afines a su gestión, de hecho fue un medida ponderada por todos”, agregó el magistrado.

Para Arias “el Presidente se ampara en el Artículo 99, inciso 19, que establece la de empleados a través de un decreto, el tema es que un magistrado no es un empleado tal como lo conocemos, tiene una tarea muy particular e incluso legisla para los demás integrantes de una institución, por eso reitero que es una especulación.

Además, el Juez indicó que “esta como otras medidas que viene llevando a cabo este nuevo gobierno son señales preocupantes, que nos tienen que mantener en alerta ya que atentan contra lo más importante que tiene una democracia, que es la división de poderes y su carta magna. Una muestra contraria hubiera sido que se convoque al Congreso a sesiones extraordinarias para discutir sobre un tema clave y sensible para la Justicia como es la designación de nuevos miembros para la Corte Suprema”.

Cabe recordar, que a través el Boletín Oficial el Gobierno oficializó hoy el decreto de nombramiento de Horacio Rossati y Carlos Rosenkrantz como nuevos jueces de la Corte Suprema de Justicia en Comisión, hasta tanto sean aprobados por el Senado.

Según se desprende del texto, el Presidente argumentó las designaciones en base a la necesidad “inmediata” de cubrir las vacantes de Raúl Zaffaroni y Carlos Fayt para “garantizar” el funcionamiento del Alto Tribunal.

La medida es cuestionada por prestigiosos constitucionalistas, dirigentes políticos ya que la mayoría coincidieron públicamente que “la designación significa un atentado a la vida institucional e una involución al sistema republicano que Macri propone”.

En tanto, el constitucionalista Daniel Sabsay, confeso votante de Macri, aseguró que la designación de jueces de la Corte por decreto "no es legal" y se trata de "una involución institucional inmensa".  

"Desde 1862, con Mitre, no se aplica un nombramiento por decreto, que tuvo su razón en que era la primera vez en que se integraba la Corte Suprema de la Nación.

Por su parte, el abogado Ricardo Gil Lavedra calificó a través de los medios el decreto del actual gobierno como "un error grave" que termina sentando "un precedente funesto, muy malo" para futuras administraciones.

Otro constitucionalista que mostró su disconformidad fue Andrés Gil Domínguez por medio de las redes sociales para manifestar que nombrar "jueces de la Corte Suprema de Justicia en comisión, sin situación de excepción que lo justifique, es inconstitucional", calificando el hecho como "elitista y antirrepublicano".

 Según la diputada Margarita Stolbizer, Macri "no puede nombrar por decreto en comisión a los titulares del otro poder del Estado". "¿Que independencia podrían tener con ese mecanismo?", se preguntó.

Cabe resaltar que la mayoría de los juristas coincide que el órgano máximo de la Justicia argentina podría funcionar hasta que se retome la actividad en el Parlamento con dos integrantes menos. 

 

Correo Perio