24 de marzo de 2017: 30.000 razones
 
Prensa
 

24 de marzo de 2017: 30.000 razones

 

Se cumplen 4​1 años del inicio del último golpe de Estado cívico-eclesiástico-militar, y es una fecha en la cual volvemos a reafirmar –como cada día- la lucha por la Memoria, la Verdad y la Justicia.

Hace 41 años el gobierno de facto tomó como política arrebatar los sueños militantes de los 30.000 compañerxs detenidxs-desaparecidxs. Cualquier persona o colectivo de personas que no siguieran las órdenes e ideología que defendía el poder militar, era considerado “un subversivo” y por lo tanto, perseguidos, detenidos –de forma ilegal- e incluso asesinados por el propio Estado.  

En el marco del Día de la Memoria, hay otro acontecimiento para recordar: se cumplen 13 años de que el ex presidente Néstor Kirchner, bajó los cuadros  de los dictadores Videla y Bignone, ambos presidentes de la República durante la dictadura, de la galería de honor en el gran patio de la institución formadora de los oficiales del Ejército argentino. Por supuesto, eran otros tiempos, con otros gobernantes comprometidos con esta lucha muy distinta a la actualidad.

Desde el año 2003, con la llegada al gobierno de los compañeros Néstor y Cristina,  en conjunto con los organismos de Derechos Humanos, hemos dado un paso fundamental con un proyecto que busca la reconstrucción de la verdad, la promoción de la Memoria colectiva, la búsqueda de los nietos que faltan, y reparación de las heridas que nos dejó el terrorismo de Estado. En este sentido, los juicios por delitos de lesa humanidad, retomados luego de la derogación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final -el 20 de Agosto del 2003-, se convirtieron en política de Estado. Durante el año 2014 concluyeron 21 juicios en todo el país, en los cuales se condenó con sentencia firme a 92 genocidas por delitos cometidos contra 558 víctimas. En la provincia de Buenos Aires se llevaron a cabo 7 juicios en los que se condenó a 40 represores que se suman al total de 559 condenados, desde 1983.

Hoy, la realidad política es muy distinta. Las provocaciones del gobierno que encabeza el empresario Mauricio Macri, por ejemplo, llamando “curro” a los derechos humanos, ninguneando la militancia, la desfinanciación de las políticas públicas en Derechos Humanos, o la liberación –o prisión domiciliaria- a genocidas, entre otras, son nefastas y repudiables, la lentitud y el cajoneo de los juicios, el cierre de programas de asistencia a las vìctimas, el negacionismo del genocidio y de la cifra de los desaparecidos . No es ilógico pensar en que su política sea querer destruir una lucha histórica, que intenta instalar nuevamente la “teoría de los dos demonios”, cuando sabemos que tanto él como toda la familia Macri, se vio beneficiada económicamente durante la dictadura.

Por otro lado, los grandes medios de comunicación fueron quienes callaron antes y callan ahora. En su momento, la entrega de Papel Presa a Clarín, fue la coima para que el “gran diario argentino”, no sólo sea cómplice en el silencio de lo que ocurría, sino que además ayudaron a construir el relato que legitimaba el terrorismo militar. Hoy sucede lo mismo con la  Ley de Medios, que busca la pluralidad de voces, y se encuentra desestimada por el gobierno de la Alianza Cambiemos, ya que vuelven a necesitar la complicidad de este monopolio para lograr sus principios ideológicos, conservadores, autoritarios y antidemocráticos, que buscan el vaciamiento del Estado, en definitiva, de todo el pueblo Argentino. El ataque a la educación pública, la no apertura de la paritaria docente, la vulnerabilidad de derechos, la modificación de leyes –constante y continuamente- que afectan a los trabajadores, la criminalización de la protesta, la inflación y la quita de subsidios a los servicios, son algunas de sus políticas, que sólo benefician a las grandes corporaciones.

Las similitudes del gobierno actual con la dictadura son infinitas. También, la persecución y los presos políticos son otra coincidencia perversa. Milagro Sala, militante y referente de la Tupac, lleva detenida –de forma ilegal- 433 días. Repudiamos esto y cada hecho que vulnere los derechos de todas y todos los argentinos. No daremos ni un paso atrás, seguiremos en lucha por los desaparecidxs, los asesinadxs, por las Madres, las Abuelas, por los Hijos e Hijas, los nietos y nietas; por los docentes, por los derechos de los niñxs y adolescentes, por los trabajadores y lxs presxs políticos.

Por los 30.000 detenidxs desaparecidxs y asesinadxs, por los casi 400 bebés apropiados que nos falta recuperar su identidad,  por la justicia social, por la Memoria, la Verdad y la Justicia. Hoy mas que nunca volemos a decir 30.000 compañeros y compañeras detenidos y desaparecidos presentes ahora y siempre!!!!

Secretarìa de DDHH. F P y C S.

 

Correo Perio