La Facultad repudia la persecución sufrida por los/as comunicadores/as populares
 
Prensa
 

La Facultad repudia la persecución sufrida por los/as comunicadores/as populares

La Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata se solidariza con los/as diversos/as comunicadores/as populares y repudia la persecución e imputación que realizó el Tribunal N°12 de CABA por pedir mayor pluralidad de voces.

Garantizar el acceso a la comunicación es un deber irrenunciable del Estado, pero por el contrario se persigue judicialmente a aquellos/as que se manifiestan en pos de una mayor democratización de la palabra.

La manifestación que dio origen a este procesamiento fue una protesta pacífica para exigir que se incluyan más voces en las grillas y plataformas comunicaciones y telecomunicaciones como Telecentro y Cablevisión, para que cumplan con la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y agreguen a televisoras como Barricada TV, Urbana y Pares. Esta protesta se realizó en diciembre del año pasado, en el estacionamiento que Canal 13 utiliza de manera privada.

No sólo no se cumple con la ley establecida, destinada a la entrega de fondos a medios comunitarios con licencias, sino que tampoco se los incluye en las grillas y se usa el poder judicial como medio de "escarmiento" a aquellos/as que alzan su voz de forma pacífica y democrática exigiendo los derechos ya constituidos. Y se cuenta con el silencio cómplice del ENACOM, que no ha tomado las medidas necesarias para que la letra de esta ley se cumpla.

Es nuestro deber denunciar todas y cada una de las acciones tendientes a silenciar voces. Por eso exigimos una comunicación popular, democrática, participativa en donde no se persiga a ningún compañero o compañera que ejerce el derecho a la comunicación.

Repudiamos la persecución ejercida por la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas Nº 12 hacía los medios de comunicación comunitarios y populares, y confirmamos nuestra defensa sobre el derecho a la comunicación como derecho universal, irrestricto y fundante de la condición humana.

Nuestra solidaridad con los/as compañeros/as perseguidos/as.

Correo Perio