MOVIMIENTOS SOCIALES: LA EXPRESIÓN DE LA CRISIS. IDENTIDAD, CONFIGURACIÓN Y PERSPECTIVAS EN LOS MOVIMIENTOS DE TRABAJADORES DESOCUPADOS

  • María Emilia de la Iglesia
  • Lucila Fauda

Resumen

Las transformaciones constantes de las que son objeto lassociedades modernas instauran en lo cotidiano la necesidad decondensar sentidos reconstruyendo y resignificándolos enciertos espacios, lugares y relaciones.Una plaza, una sociedad de fomento, una murga, un partidopolítico, un sindicato, los movimientos sociales, un club debarrio son espacios sociocomunitarios, no ajenos a estastransformaciones, en donde se interpelan sujetos y se producenmodificaciones de sus prácticas cotidianas o reafirmaciones delas mismas.Consideramos como más relevantes y dinámicos a losmovimientos sociales y todas sus manifestaciones. Lo pensamosasí por creer que éstos son espacios en donde coexisten unamultiplicidad de factores que permiten pensar y problematizarlas prácticas cotidianas, culturales y políticas. Prácticas queforman sujetos y producen sentidos, que son espacios deinterpelación y reconocimiento, donde se empieza a valorar locomunitario, los lazos y las relaciones interpersonales.La emergencia de estas formas culturales y políticas secondensan en prácticas alternativas, así como en variadosespacios de participación desde donde se producen sentidos yse forman sujetos en un ámbito social que está complejamenteatravesado por el individualismo, los códigos del mercado, endefinitiva, por el contexto social, cultural y económico que viveel país.Un contexto donde más de la mitad del país vive bajo la líneade pobreza, las necesidades básicas están insatisfechas, losíndices de desocupación y marginalidad son notables, el Estadose ha reducido y deja de cumplir con su rol de garante de losderechos universales. En sí, la implantación del modeloneoliberal: un Estado acotado, un sistema laboral flexibilizadoen donde las exigencias son cada vez más altas.La crisis de la sociedad Argentina de los últimos años, haatravesado a las instituciones formales (la escuela, los partidospolíticos, los sindicatos) provocando la falta de legitimidad, ladescomposición y la desarticulación de las mismas; lo queconllevó a una crisis de representación que se cristalizó endiciembre de 2001.En el marco de esta situación de desarticulación yfragmentación social se observa la aparición de nuevosespacios que parecerían ser lugares de participación y deintercambio de prácticas sociales.Los movimientos sociales son espacios complejos, en dondeconvive, como decía Gramsci, "lo viejo que se resiste a morir ylo nuevo que empieza a nacer". Son espacios en donde se danmúltiples relaciones, significaciones y representaciones.Dentro de esta diversidad, emergen como protagonistas de laetapa de crisis orgánica (1), movimientos sociales dedesocupados, que si bien tienen antecedente en nuestrahistoria, se conforman de una manera diferente, novedosa,caracterizando como actor social y político al trabajadordesocupado.Para tener un criterio en la descripción, diremos que losmovimientos sociales se diferencian entre sí por:- la construcción y valoración que hacen del poder;- la relación más afín o más crítica con respecto al gobierno;- los modos de tomar decisiones, tendiente a lo vertical o a lohorizontal;- su apuesta o no a la educación popular y formación de laspersonas;- la división de tareas, y de áreas de trabajo (productivos,mercadería, gestión, administración, etc.);- la capacidad o no de articulación con otras organizaciones(horizonte político).

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Biografía del autor

María Emilia de la Iglesia
Es tesista de la orientación Planificación de la carrera de Licenciatura en Comunicación Social y actriz recibida de la Escuela de Teatro Provincial de La Plata. Es ayudante de cátedra de Comunicación/ Educación y de sociología de la FPyCS de la UNLP. Ha sido premiada en dos concursos provinciales de cuento breve con los cuentos "El Semáforo" y "Cercos". También ha recibido mención especial en un concurso
de ensayos sobre Trabajo Infantil organizado por radio Mitre con un ensayo titulado "La gomera o la trampera". Fue productora general del programa "De ciertas cosas" en radio provincia, AM 1270. Participó de diversas publicaciones de carácter periodístico literario como "Ejem" y "Pregun Pregun". Actualmente participa de la agencia popular de noticias Prensa de Frente." y es directora regional de teatro vocacional del Partido de Rivadavia.
Lucila Fauda
Es licenciada en comunicación social, egresada de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP. Además, es docente de sociología y comunicación y educación desde hace 3 años. Durante gran pare de la carrera y los últimos años entró en contacto con movimientos barriales de la localidad de La Plata por cercanía política y desde allí surgió la necesidad de aplicar conocimientos y herramientas que había aprendido en la facultad. Desde ese entonces desarrolla talleres, redes comunitarias, y distintas investigaciones con el tema pobreza y lazos sociales.
Cómo citar
de la Iglesia, M. E., & Fauda, L. (1). MOVIMIENTOS SOCIALES: LA EXPRESIÓN DE LA CRISIS. IDENTIDAD, CONFIGURACIÓN Y PERSPECTIVAS EN LOS MOVIMIENTOS DE TRABAJADORES DESOCUPADOS. Question/Cuestión, 1(9). Recuperado a partir de https://perio.unlp.edu.ar/ojs/index.php/question/article/view/160