Skip to Content

Agustín Vidal, una de nuestras promesas

Por Clara Florio

Comisión 5

Periodismo Deportivo I

El rionegrino es uno de los mejores jugadores de handball argentinos y hace varios temporadas que se desempaña en el exterior. Tiene 23 años y juega en la Primera división española, mientras espera hacer un buen Mundial en enero con la selección y en el futuro "clasificarnos a los Juegos Olímpicos por primera vez". También considera que es una pena que su deporte no tenga una mayor difusión.

Agustín Vidal es un jugador argentino de handball, con tan sólo 23 años participa en el seleccionado mayor. Actualmente está desarrollando su carrera en el exterior, pero empezó en Río Negro, su provincia natal.
“Actualmente juego en el club Quabit Balonmano Guadalajara de la 1ra división española. Empecé jugando en el club deportivo Goliat de Viedma Río negro. De ahí con 17 años me fui a España donde estoy desde entonces. Y en los que he pasado por distintos equipos. Juventud Deportiva Arrate, Algeciras balonmano, Ars Palma del Río, Obearagon Huesca y ahora mismo Quabit Balonmano Guadalajara”.

-¿Cuál fue tu mayor logro como jugador?
-Mi mayor logro… no sé describirte uno en sí. Por suerte fueron muchos, pero me quedaría con el último Panamericano con la selección argentina.

-¿Cómo fue tu llegada a España?
-Fue porque en la selección argentina hubo un técnico español que me recomendó a un equipo de España en juveniles. Fui 3 meses de prueba, la pasé y me quedé casi 3 años más en ese lugar.

-¿Qué relación tenés con los jugadores de la selección argentina que también están en España?
-Por suerte excelente, la mayoría son de mi camada, entonces compartimos muchos campeonatos y cosas. Ya son amigos, no simplemente compañeros.

-¿Cómo ves al seleccionado argentino con respecto al nivel de los seleccionados internacionales?
-Día a día mejor, hubo un cambio muy grande de generaciones. Ahora hay mucha gente joven que están en las mejores ligas de Europa, eso ayuda mucho a que la selección esté más pareja con los equipos del segundo nivel europeo.

-¿Por qué crees que los medios de comunicación argentinos no le dan mucho lugar al handball?
-Personalmente creo que es porque no hubo un logro que revolucione los medios, como en su momento hizo el voley, el hockey o el mismo rugby. La gente va con los resultados, si va bien la gente te sigue. El handball es un deporte que todo el mundo jugó en los colegios, es una pena que tenga tan poca difusión.

-¿Cuál es tu próxima meta, o sueño que quisieras cumplir?
-Las metas nunca se dejan de tener, siempre van cambiando, siempre se quiere más. Pero, ahora mismo, la más importante a nivel club es salvarnos del descenso y hacerlo lo mejor posible a nivel individual.  Y a nivel selección hacer un buen Mundial en enero, y sobre todas las cosas, clasificarnos a unas olimpiadas por primera vez.

Quién está en línea

Actualmente hay 0 usuarios y 0 invitados en línea.