Revista La Mano: entre la diferenciación y la industria cultural

 

Juan Herlax sordoeco@yahoo.com.ar

Diego Sansoni diegodiagonal@hotmail.com

 

Resumen

La siguiente ponencia se basará en el estado del arte de nuestro proyecto de tesis sobre el análisis de la revista La Mano, en la que identificaremos cuáles son las estrategias comunicacionales del medio  para insertarse en el mercado editorial actual.

Pero a su vez sostenemos que es un producto de la industria cultural destinado al público joven, por lo que es inevitable definir ambos conceptos. En primer lugar, trabajaremos dos definiciones complementarias del término juventud, uno desde la sociología y el otro a partir del proceso de globalización.

En segundo lugar, indagaremos la pertinencia del concepto de industria cultural en los términos de Adorno y Morin, en tanto 

Plantearemos a partir de algunas palabras claves; estrategias comunicacionales, juventud, revistas, industria cultural, periodismo cultural y las distintas acepciones de variados autores cuyas definiciones nos servirá para poder delinear nuestro trabajo con mayor claridad. 

 

Palabras clave: Estrategias comunicativas, periodismo cultural, revistas, industria cultural, jóvenes.

 

Introducción

Con motivo del congreso virtual, pretendemos extender algunas precisiones con respecto al estado del arte de nuestra investigación. Trabajaremos sobre los artículos firmados por los miembros del Consejo de Dirección de la publicación mensual de corte cultural, La Mano, para poder establecer cuáles son los lineamientos generales a lo largo de sus primeros doce números. La idea es rastrear y determinar sus características estilísticas, temáticas, discursivas, entre otras, que le imprimieron (y le imprimen) una impronta identitaria respecto a los otros productos que comparten el mercado con ella. Cuando hablamos de estrategias, nos referimos a la noción del conjunto de reglas o normas a revelar que han sido diseñadas por el periodista. Ej : mediante el análisis del discurso determinarlas en el plano discursivo, narrativo  y así poder entender de qué manera se emplean en la producción.

 

En primer lugar, decidimos hacer un recorte particularizando los textos de los periodistas Pipo Lernoud, Alfredo Rosso y Martín Peréz, cuya trayectoria en publicaciones de este tipo es amplia y conocida por nosotros. Creemos, en segundo lugar, que una descripción global del medio se presenta como inevitable para complementar el análisis de dichas producciones.

 

Desarrollo

Optamos por caracterizar a La Mano como un producto cultural pero incluido dentro de la dinámica de lo que denominamos industria; en pocas palabras, es el resultado de la standarización a pesar de que se presente como un medio “diferente” a las producciones que circulan actualmente.

A partir del análisis del discurso en el recorte predeterminado por el grupo, se nos revelarán marcas y huellas propias delineadoras de la identidad editorial. Al introducirse en el mercado local, la revista inevitablemente debió buscar y emplear estrategias que la diferenciara. A partir de un relevamiento primario del corpus, consideramos que la revista tiene una inclinación más localista, ofrece una variada gama de artículos que van desde la crítica discográfica, literaria, cine hasta textos de tono ensayístico sobre bandas o solistas, entrevistas y temas sociales, ecológicos.

En referencia a lo que venimos diciendo, es pertinente aplicar ciertos

indicios que ofrece Eliseo Verón sobre el análisis del discurso al decir que consiste en localizar, en la superficie del discurso, marcas que de alguna manera remiten a las condiciones de producción. Y en otro texto agrega: “…perdurarán aquellas (revistas) que hayan logrado un contrato de lectura adaptado al dominio en cuestión: el éxito (o el fracaso) no pasa por lo que se dice (el contenido) sino por las modalidades de decir el contenido” [1]. Es decir, la clave está en la enunciación (las formas del decir) más que en el enunciado (lo que se dice, el contenido).  En este punto es donde se puede apreciar que la revista La Mano establece parámetros dado por el modo y la forma de las producciones periodísticas. En sus diferentes secciones (Manotazos, El Deli, etc.) por la diversidad de temáticas (Misterios del planeta, entrevistas) y estilo personal de sus autores, es que creemos que se “despega” de sus competidores directos.

A fin de poder fundamentar estilo, son importantes los aportes que hace Oscar Steimberg en el texto “Proposiciones sobre el género”. A pesar de los distintos usos que el término contempla, el autor advierte que existe un punto de contacto en la remisión a una cierta condición de unidad, al conjunto de aspectos que coadyuvan a la diferenciación o clasificación de estilos individuales, de época o de región cultural o social. Para Steimberg, el estilo es un modo de hacer género. A través de la descripción de rasgos particulares que funcionan a partir de su repetición conllevan a un modo de producción que posibilita la asociación entre sí de distintos objetos culturales, perteneciendo o no al mismo lenguaje o género. Nuestra intención es poder revelar estas continuidades estilísticas en el corpus a estudiar, ya que sus autores mantienen una forma de hacer (escribir) propias y establecen un contrato de lectura (Verón) que perfilan el medio.

Como ya hemos mencionado, el primer número de la revista sale en abril de 2004, mes del décimo aniversario del suicidio de Kurt Cobain, uno de los iconos más importantes e influyentes de la escena del rock mundial de los 90’. Influencia musical y figura representativa del descontento social de una generación. No es inocente ésta primer portada a modo de presentación de la revista incluida en un género y destinada a un público juvenil.

Creemos necesario efectuar algunas aproximaciones a la concepción de público joven, como decimos al que apunta la publicación observada. Las nociones de juventud a la cual adherimos provienen en principio de dos textos consultados:  “Gente joven, el sentido de un aporía “[2], de la Lic. Mónica Cohendoz, y el texto de Mario Margulis “La cultura de la noche”[3].

En el primer caso, luego de explicar el desencanto producido en la década del 90’ por parte de los jóvenes en relación a las cuestiones políticas, hace un análisis tomando como objeto de estudio al consumo por parte de éste grupo etario y vinculándolo a la conformación de una identidad. Para poder establecer la relación antedicha, trabajó sobre la conformación de una audiencia juvenil a partir del consumo de la cadena internacional MTV.

Pero lo que nos interesó en particular de ese trabajo era la conceptualización que esboza de la juventud en el escenario de la globalización, como el escenario en el que se ponen en práctica los mecanismos de apropiación y circulación de cultura por parte de muchos jóvenes que son excluidos, en tanto la desigualdad de oportunidades, pero a la vez incluidos como consumidores. En sus palabras, el concepto juventud presenta un problema complejo y debe ser, desde la teoría de la comunicación, pensado como una categoría de análisis que involucra prácticas, relaciones intersubjetivas, sentidos y valores concretos vinculados a procesos socioculturales, tanto globales como locales”.

En el libro “La cultura de la noche”, Margulis compila una serie de textos referidos a distintos aspectos de la cultura de la diversión entre los jóvenes. Pueden leerse trabajos sobre tribus urbanas, rock nacional, bailanta, discotecas, todos abordados desde perspectivas sociológicas. Define juventud de la manera siguiente: “El concepto de juventud apela, más que a una condición natural, a una construcción social que se apoya en elementos biológicos; encierra significaciones complejas y, a veces, contradictorias”.[4] Agrega que es un término para designar el desfasaje entre la madurez sexual y biológica y la madurez social, y señala que varía entre los diversos sectores sociales y momentos de la historia. 

Por otra parte, la selección como objeto de análisis de los textos de periodistas que consideramos destacados sobre el resto (por trayectoria y conocimientos) puede enmarcarse dentro de lo que algunos autores llaman periodismo cultural, acepción que caracteriza a una forma de ejercer muy distinta a la de trabajar sobre la noticia cotidiana en formatos tan poco maleables, como la crónica, las gacetillas, notas, reseñas, etc. El periodismo cultural se asemeja, por sus características, al Nuevo Periodismo, popularizado por Tom Wolfe en los ’60, escribiendo artículos justamente para Rolling Stone, aunque también sobresalen John Sack y Hunter Thompson, autor del mítico libro Los Angeles del Infierno: la extraña y terrible saga de la banda de los motociclistas proscrito. Cuando Tomás Eloy Martínez sostiene que el periodista no es un actor pasivo que observa la realidad y la comunica sino, ante todo, una voz a través de la cual se puede pensar la realidad, reconocer las emociones y las tensiones secretas de la realidad, nosotros vemos esas mismas características en los textos de Lernoud, Rosso y Pérez.

El rol del periodista cultural, mote que, por lo expuesto, cabe aplicar a los antedichos miembros de la revista en cuestión, cumple una función más amplia de la que indican los manuales de estilo, que propugnan redacciones objetivas (parcas, llanas, sin carga emotiva). La idea es entender el porqué y el para qué y el cómo de las cosas con el “deslumbramiento de quien las está viendo por primera vez”.

 

Características generales de la revista en cuestión

La Mano, revista mensual, nace en abril de 2004 bajo la dirección de Roberto Pettinatto e integrantes del consejo de dirección a cargo de Alfredo Rosso, Pipo Lernoud y Martín Perez. Nombres relacionados íntimamente con la escena de la cultura local y de larga trayectoria en medios especializados. La Mano en soporte gráfico tiene un antecedente homónimo radiofónico, conducido y producido por Lernoud y Rosso durante dos años (95-97) por RadioActiva. Tal como lo define Pipo Lernoud en su edición aniversario, la revista ya había sido pensada hace casi cuatro décadas  junto a Mauricio Birabent (Moris) en un contexto donde el rock local comenzaba a surgir: “Se llamaría La Mano, por el lunfardo carcelario y timbero de “¿Cómo viene la mano?”[5].

No es intención describir la revista, sino marcar características generales para aquellos que no la conocen. A lo largo de sus doce primeros números  encontramos en sus portadas rasgos de arte pop, en donde se hace presente la variedad de  colores y contraposición de figuras.

Secciones fijas que no corresponden a su orden de aparición, ya que varían de un número a otro: Manotazos (visión sarcástica-humorística, en su mayoría, hacia el presente televisivo) El diario de Pettinato (a modo de editorial a cargo del ex Sumo), Misterios del planeta, La Mano chat (entrevistas a cargo de Pettinato)  Cómo viene la mano en…(corresponsalías del exterior e interior del país), Life in hell (historieta humorística por el director de Los Simpsons, Matt Groening), El tubo quemado (crítica cínica a la TV por Jorge Novoa), Cuento inédito y críticas de cine, arte, música, libros, tecnologías entre otros.

 

Anexo

El motivo de este anexo es ofrecer algunas referencias de cada uno de los periodistas elegidos, como información para aquellos visitantes del congreso que no estén al tanto de su trayectoria.  Es un aspecto que creemos relevante ya que el corpus está compuesto por textos de estos tres autores.

 

Antecedentes periodísticos

Alfredo Rosso

Actividad en Radio:

 

·        2001/2004. Conductor y productor del programa La Casa del Rock Naciente. Sábados en Rock & Pop.

·        1997. Productor y programador La Casa del Rock Naciente dentro del programa Cual Es en Radio Rock & Pop 95.9

·        1995-96. Productor y programador La mano en Radioactiva 106.9

·        1993. Productor y programador Lado B en Radio Alfa 106.9

·        1990. Programador musical Piso 93 en Radio Rock & Pop.

·        1987-88. Programador y productor musical Dominó en FM Radio Nacional.

·        1985-86. Programador y productor musical Micro Chapeau dentro del programa Boomerang, FM Continental.

·        1982-85. Programador y productor musical de planta en FMR (Radio Rivadavia).
Programas Entre Nosotros, FM Wrangler, El Espejo, Hotel Calamaro.
Micros La Ruta del Mandril, El Bazar del Mandril.

·        1976-77. Programador musical Viento a Favor en Radio Mitre.

 

Periodismo Gráfico:

 

·        2004/2005. Miembro del Consejo de Dirección y redactor de la revista La Mano.

·        1996/97. Revista Mix.

·        1996/97. Revista Los Inrokuptibles.

·        1995/97. Suplemento No del diario Página 12.

·        1995-96. Revista Music Report.

·        1994-95. Suplemento Rock del diario La Nación.

·        1993-94. Suplemento SI del diario Clarín.

·        1992-97. Revista Esculpiendo Milagros.

·        1985-90. Revista Rock & Pop.

·        1990-91. Director del Suplemento Lado B, Revista Rock & Pop.

·        1980-90. Colaboraciones en Revista Hurra, Twist y Gritos y Cerdos y Peces.

·        1976-83. Revista Expreso Imaginario.

·         

Actividad en Sellos Discográficos:

·        1996/97. Jefe de Repertorio BMG Argentina.

·        1996. Trabajos de selección de repertorio para Sony Music Argentina

·        1995/96. Encargado de Prensa sello Rykodisc (Distribuidora Belgrano Norte).

·        1983-84. Trabajos de traducción y redacción para el Dpto. Prensa de Warner Music Argentina.

·        1976-81. Jefe del Dpto. Internacional del sello Music Hall.

 

Actividad como Traductor e Intérprete:

·        1995. Conferencia de Prensa Phil Collins - Salón VIP. Aerop. Ezeiza.

·        1995. Intérprete Seminario Shure - Los Angeles Music, Bs. As.

·        1992. Intérprete del Ciclo Cultural del British Council de Buenos Aires.

 

Otras Actividades Profesionales:

·        1996. Consultor de la exposición 30 Años de Rock Nacional.

·        1995. Jurado en los Premios Konex 1995: Música Popular

 

Martín Pérez

Nació en 1967. Es periodista especializado en rock y crítico de cine del diario Página/12. Escribe en la sección espectáculos, el suplemento No y Radar. Sus notas han aparecido en las revistas Rolling Stone, Inrockuptibles y TXT, entre otras. Publica regularmente en el suplemento Wiken del diario chileno El Mercurio. Forma parte del consejo de dirección de la revista La Mano.


Pipo Lernoud

 Letrista, periodista y escritor clave de los inicios y el desarrollo de la historia del rock argentino. Lernoud, un par de meses después del golpe, junto a Jorge Pistocchi y el empresario Alberto Ohanian, fundaría la revista Expreso Imaginario, el primer medio escrito en serio que trató la “cultura rock” en el país.

En 1996, dirigió la edición de la Enciclopedia de Rock Nacional 30 años y organizador de la exposición fotográfica de igual nombre en el Centro Cultural Recoleta.

 Actualmente, colabora en www.expresoimaginario.com.ar, portal web de la revista homónima. Es también un reconocido activista ecológico y miembro del Consejo de Dirección de La Mano.

 

Bibliografía

Adorno, Theodor y Morin, Edgar, La industria cultural, Buenos Aires, Editorial Galerna,1967.

Cohendoz, Mónica. Gente joven: el sentido de una aporía. Ponencia presentada en la Facultad de Ciencias Sociales Universidad Nacional de Centro de la provincia de Buenos Aires. Año 2000.

Lernoud, Pipo. Artículo publicado en revista La Mano, Buenos Aires, Abril de 2005.

Margulis, Mario (compilador), La cultura de la noche, Editorial Espasa Hoy, Buenos Aires,1994.

Steimberg, Oscar, en Semiótica de los medios masivos, Cap. "Proposiciones sobre el género" (pp. 39-84) Editorial Atuel, Buenos Aires, 1993.

Verón, Eliseo, Cuando leer es hacer. La enunciación en el discurso de la prensa escrita. (traducción del francés). París, IREP, 1984.



[1] Verón, Eliseo. Cuando leer es hacer. La enunciación en el discurso de la prensa escrita.(traducción del francés). París, IREP, 1984.

[2]  Cohendoz, Mónica. Gente joven: el sentido de una aporía. Facultad de Ciencias Sociales

Universidad Nacional de Centro de la provincia de Buenos Aires

[3] Margulis, Mario (compilador), La cultura de la noche, Editorial Espasa Hoy, Buenos Aires,1994.

[4] Ibidem. p.25.

[5] Lernoud, Pipo. Los orígenes de La Mano. Número aniversario. Abril de 2005.