Antropología social y cultural

 

                           PARCIAL DOMICILIARIO 2017

ENLACES PARA DESCARGAR LOS MATERIALES

Parcial en word

Parcial en pdf

Fragmentos para analizar pdf

 

PRESENTACIÓN

 

C. Levi - Strauss

“…Odio los viajes y los exploradores. Y he aquí que me dispongo a relatar mis expediciones. Pero, ¡cuánto tiempo para decidirme!... Hace quince años que dejé el Brasil por última vez, y desde entonces muchas veces me propuse comenzar este libro; una especie de vergüenza y aversión siempre me lo impedía. Y bien, ¿hay que narrar minuciosamente tantos detalles insípidos, tantos acontecimientos insignificantes? La aventura no cabe en la profesión del etnógrafo; no es más que una carga; entorpece el trabajo eficaz con el peso de las semanas o de los meses perdidos en el camino; horas ociosas mientras el informante se escabulle; hambre, fatiga y hasta enfermedad; y siempre, esas mil tareas ingratas que van consumiendo los días inútilmente y reducen la peligrosa vida en el corazón de la selva virgen a una imitación del servicio militar...

Levi Strauss, Claude.

 

No confiere ningún galardón el que se necesiten tantos esfuerzos y vanos dispendios para alcanzar el objeto de nuestros estudios, sino que ello constituye, más bien, el aspecto negativo de nuestro oficio. Las verdades que tan lejos vamos a buscar sólo tienen valor cuando se las despoja de esta ganga.”

Levy Strauss, C. Tristes trópicos – “La partida” 1955

 

 

“…El tema del viaje se abre, así, para la discusión del otro. Desplazarse significa tomar conocimiento de aquellos que difieren de "nosotros”. Por eso mismo, el descubrimiento de América tiene un significado vital para el entendimiento del hombre europeo; el mundo salvaje es el contrapunto de la civilización occidental. Para muchos, como Colón, el mundo salvaje será

Carelli, V; Santos, M.  "Corumbiara"

una visión del paraíso; para otros, la imposibilidad de que los valores civilizatorios arraiguen en tierras tan extrañas. Pero más allá de la manera como este otro es aprehendido, sea como fuente de inspiración o como materia de dominación, él preexiste como diferencia. Así, los relatos de viaje constituyen un importante material para la reflexión: estimulan a los filósofos en la comprensión del hombre universal, traen informaciones sobre las "variedades de la especie humana",

                                                                      "Corumbiará", Carelli, V. y Santos , M.

revelan al "nosotros" europeo un mundo distante e incomprendido. Y lo mismo puede ser dicho respecto de la vocación antropológica, también se funda en el reconocimiento de la alteridad. El antropólogo es un “extraño" que se mueve para comprender la lógica de una comunidad totalmente distinta de la suya. Como etnógrafo él debe "hacer nativo", esto es, acercarse de la mejor manera posible a la lectura distante. Su viaje es una forma de aclimatación a un medio inhóspito. Trabaja como un descifrador, integrando lo "desconocido'' a su lenguaje familiar.”

Ortiz, Renato. Otro territorio – “El viaje, lo popular y el otro” 1998
 

 

“…Pues esos primitivos, a quienes basta con visitar para volver purificado, esas cumbres heladas, esas grutas y esas selvas profundas, templos de altas y aprovechables revelaciones, son, de diferente manera, los enemigos de una sociedad que representa para sí misma la comedia de ennoblecerlos en el momento en que termina de suprimirlos, pero que sólo experimentaba hacia ellos espanto y repugnancia cuando eran adversarios verdaderos. Pobre presa cazada en las trampas de la civilización mecánica, ¡oh, salvajes de la selva amazónica!, ¡tiernas e impotentes víctimas!; puedo resignarme a comprender el destino que os anonada, pero de ninguna manera

Malinowski. Islas Trobriand 1918

a ser engañado por esta brujería más mezquina que la vuestra, que ante un público ávido enarbola álbumes en kodachrome en reemplazo de vuestras máscaras destruidas. ¿Cree acaso éste que con ellos conseguirá apropiarse de vuestros encantos? No satisfecho aún, y ni siquiera consciente de abolirlos, necesita saciar febrilmente con vuestras sombras el canibalismo nostálgico de                        

"Malinowski, B. Islas Trobriand"                                                  

 

una historia a la cual ya habeis sucumbido.

Predecesor pulido de estos matorraleros, ¿fui entonces el único a quien sólo cenizas quedaron en las manos? ¿Solamente mi voz dará testimonio del fracaso de la evasión? Como el indio del mito, fui tan lejos como la tierra lo permite, y cuando llegué al fin del mundo interrogué a los seres y a las cosas para encontrar su misma decepción: «Allí permaneció bañado en lágrimas, rogando y gimiendo. Y sin embargo, no oyó ningún ruido misterioso; tampoco fue adormecido para ser transportado en sueños al templo de los animales mágicos. Ya no podía tener la menor duda: ningún poder, de nadie, le había sido concedido...»”

Levy Strauss, C. Tristes trópicos – “La búsqueda del poder” 1955

PARCIAL DOMICILIARIO 2017